Un alarmante dato refleja el alto costo de vida que llevan los argentinos

Un alarmante dato refleja el alto costo de vida que llevan los argentinos

La Bolsa de Comercio de Córdoba realizó un estudio en el que indicó que los argentinos pagan un 86% más cara la electrónica que los brasileros o mexicanos. Además, abonan casi hasta un 60% más que los habitantes de esos países en vestimenta.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La Bolsa de Comercio de Córdoba realizó un relevamiento de los sectores "más protegidos" por el Estado y advirtió que, a pesar del costo fiscal que asume el Gobierno para promover la industria nacional, el sistema de sustitución de importaciones local es insuficiente y, en muchos casos, incrementa el precio asumido por los consumidores.

"Con el argumento de que la producción local permite ahorros en costos y divisas, el Gobierno plantea que 'ningún sector sobra' e impulsa, de manera directa e indirecta, normas y medidas para proteger y promover la industria nacional, enfocada en la sustitución de importaciones, como ya ha sucedido en varias ocasiones a lo largo de la historia argentina", dice el estudio realizado.

El Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la Bolsa de Comercio de Córdoba estima que "este año el costo de los regímenes de promoción significará alrededor del 0,8% del PBI, lo que equivale al 30% de la meta de déficit fiscal acordada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) o al presupuesto de todas las obras públicas realizadas por Nación en relación a energía, transporte, educación, vivienda y agua en 2021".

"Sin embargo, los países no son competitivos para producir todo. Se trata de un concepto básico de la economía moderna, que el IIE ratificó con un estudio en el que evaluó los precios de los productos que cuentan con protección de parte del Estado, y llegó a la conclusión que las medidas implementadas por el Gobierno, en muchos casos, incrementan el precio asumido por los consumidores", indicaron.

Productos electrónicos

"Dentro del régimen proteccionista, el sector más destacado es el de la electrónica, que representa la mitad del costo fiscal en concepto de promoción económica. Además, su costo fiscal en término del producto prácticamente duplica en la actualidad a los valores de 2019", informaron.

Recientemente, una marca nacional comunicó que fabricará teléfonos móviles en el país. La experiencia más destacada en el sector es el ensamble o producción local de computadoras, que cuenta con beneficios fiscales y protección frente a la competencia extranjera en Tierra del Fuego. En ese sentido, para conocer qué se puede esperar de la fabricación de teléfonos móviles, el IIE relevó los precios de las notebooks en el mercado local y los comparó con las marcas multinacionales que tienen tiendas oficiales en la Argentina, Brasil y México.

El estudio llegó a la conclusión que los precios de los modelos comercializados en la Argentina son más caros en dólares que aquellos fabricados en los otros dos países. Con Brasil hay un solo modelo que coincide, y cuesta hasta un 10% más caro en el mercado local; mientras que con México hay más variedades en común, y los valores son entre 19% y 86% más altos a nivel local.

Los resultados no difieren para las notebooks producidas en el mercado local por las marcas que lideran las ventas en el país: BGH, EXO y Noblex, según la plataforma de comercio electrónico Mercado Libre. La marca BGH, en alianza con Positivo, produce equipos para la Argentina y Brasil. Los modelos producidos localmente son entre 35% y 50% más caros que los de sus pares brasileños.

En el caso de las notebooks producidas y comercializadas de forma exclusiva en el mercado doméstico -EXO y Noblex, las más vendidas-, los consumidores los pagan entre 11% y 58% más en dólares que sus equivalentes en Brasil y México. EXO, el modelo más vendido, cuesta entre 11% y 21% más que su equivalente de Dell en Brasil y 23% más que el de Lenovo. También es 58% más caro que el de HP en México.

El modelo más comercializado de Noblex resulta un 37% más costoso que uno similar de Positivo BGH en Brasil, brecha que alcanza el 50% para una similar de Philco. En la comparación con Mé-xico, cuesta 21% más que un modelo equivalente de ASUS y 53% más que uno Qian.

Industria textil

El sector de la electrónica no es el único que cuenta con protección por parte del Estado. Entre los más resguardados están también el sector textil y de la indumentaria. Las Licencias No Automáticas (LNA) son la principal herramienta que se aplica en este caso: desde 2017 hubo una reducción gradual de las LNA, principalmente para los primeros eslabones. Hoy inciden en 56% promedio para toda la cadena de valor. Las prendas de vestir tienen una protección casi absoluta: 94%.

En abril, cuando el Índice de Precios al Consumidor (IPC) general fue del 6%, los precios de prendas de vestir y calzado aumentaron 9,9%. En la comparación interanual, los valores son 58% y 73,4%, respectivamente.

Al igual que con la electrónica, los argentinos pagan más la indumentaria que sus pares de la región. Un vestido apenas cuesta algo más que en Brasil y 25% más que en México. Un jean, 29% más que en Brasil y 36% más que en México. En zapatos de vestir, la brecha es de 59% con un par brasileño y 38% con uno mexicano.

Las zapatillas deportivas presentan la mayor diferencia general: 50% más que en Brasil y México. Asimismo, en el mercado local también cuestan más que en Nueva York, Londres o Tokio, tres de las ciudades más caras del mundo.

Los resultados del informe del IIE prueban que la sustitución de importaciones es ineficiente, ya que no abarata el costo asumido por los consumidores locales; por el contrario, en más de una oportunidad, los incrementa. 

El desarrollo de industrias focalizadas en los eslabones finales de la cadena de valor no permite eliminar la dependencia de las importaciones y, naturalmente, presentan un menor valor agregado a la producción. 

Para ganar competitividad y mejorar la calidad de vida de la población debería promoverse el desarrollo de industrias que aprovechen las ventajas del comercio internacional de la mano de la especialización. Esto permitirá la creación de más y mejores empleos, y que los argentinos accedan a más productos y servicios de mejor calidad y a un mejor precio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?