Los cuatro errores más comunes al ahorrar para el retiro

Los cuatro errores más comunes al ahorrar para el retiro

Conocer qué hacen mal las personas servirá para tener una estrategia más rentable y sostenible.

Inversor Global

Inversor Global

Tras una larga vida de duro trabajo, lo más sensato es querer llegar a los 60 o 65 años para descansar y pasar tiempo con nuestros seres querido sin tener que sacrificar nuestro tiempo a cambio de un sueldo. No obstante, esto solo es posible si armamos un plan de largo plazo y no cometemos los siguientes errores.

No empezar a tiempo

El primer error es no empezar a tiempo. Muchos trabajadores comienzan a preocuparse por el retiro cuando están a pocos años de la jubilación. Grave error.

Cuanto menos tiempo tengamos por delante, más probabilidades de no obtener el dinero suficiente tendremos. Lo ideal es iniciar el plan desde que arranca nuestra vida laboral.

No proyectar correctamente

Por otro lado, también es importante proyectar los potenciales gastos de forma adecuada. En algunos casos, el optimismo irracional predomina y se crea la falsa sensación de que no se necesitará tanto dinero luego del retiro.

Lo correcto sería tomar el costo actual de vida y sumarle lo que podrían costar los medicamentos y algunos gastos recreativos. Al fin y al cabo, el dinero está para usarse.

No contemplar la inflación

En países con alta inflación, como es el caso de Argentina, los ahorristas saben que su capital pierde poder adquisitivo con el paso del tiempo, por lo que realizan proyecciones en dólares. Sin embargo, no contemplan que la divisa estadounidense también se devalúa.

Solo este año, los especialistas anticipan que habrá una inflación anual de alrededor del 8% en Estados Unidos. Por lo tanto, al planear el retiro, hay que estimar este fenómeno.

No invertir

Uno de los errores más graves que cometen las personas al armar su retiro es solo acumular dinero y no invertirlo.

Al invertirlo, se asume un riesgo, sí, pero también se crea la posibilidad de incrementar el capital con el paso del tiempo. Además, algunas alternativas son seguras y poco volátiles, como los bonos o los metales preciosos.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?