¿Los bonos argentinos son más riesgosos que los de países en guerra?

¿Los bonos argentinos son más riesgosos que los de países en guerra?

El mercado le otorga casi la misma probabilidad de default a la deuda argentina que a la de países como Rusia o Ucrania.

Inversor Global

Inversor Global

Rusia invadió Ucrania y desató no solo una guerra, sino también una profunda crisis en ambos países. Sin embargo, los bonos representan casi el mismo riesgo para los inversores que los bonos argentinos.

Bruno Perinelli, jefe de Trading en Inversor Global, explica que este comportamiento, en principio, casi incoherente, se debe a la desconexión de Argentina con los mercados internacionales.

“La deuda argentina está más castigada que la de Rusia y Ucrania principalmente porque Argentina no tiene acceso a los mercados internacionales. Argentina prácticamente no puede emitir deuda, por lo que los bonos siguen cayendo y rinden entre un 27% y un 33% anual, además de que el Gobierno planteó “patear” el problema para adelante, tanto con los privados como con el Fondo Monetario Internacional”, el especialista.

En concreto, los bonos soberanos argentinos a 2029 (GD29) y 2030 (GD30) cerraron en USD 33,20 y USD 32,63, respectivamente, mientras que los bonos rusos con mismo vencimiento cotizaron en USD 33,53 y USD 21,51. En el caso de los bonos ucranianos, el precio fue de USD 29,28 y de USD 29,31.

En cuanto a la evolución de los precios, el GD30 cayó un 7,23% desde principios de este año. El bono ruso a la misma fecha cayó un 81,32% y los bonos ucranianos para el mismo período, un 68,66%. Actualmente, los bonos de Rusia y Ucrania sufrieron en el presente año la caída más grande de su historia.

No obstante, al observar los rendimientos de los bonos argentinos, se puede notar que la deuda a 2029 rinde casi un 26%, cuando los bonos rusos con mismo vencimiento no llegan al 25%. Asimismo, los títulos locales de 2030 tienen un rendimiento del 24,5%, mientras que los bonos ucranianos se acercan mucho y se negocian al 26%.

Es decir, el mercado ve con mejores ojos a Rusia que recibió múltiples sanciones tanto por parte de Estados Unidos como de la Unión Europea y casi también a Ucrania, un país que está siendo devastado por la guerra.

Esta gran diferencia en las tasas fue explicada por el analista financiero Bruno Perinelli: “No le prestan a Argentina o la castigan con una tasa muy alta del 27% al 33% anual porque no tiene acceso a los mercados internacionales y porque no hay voluntad de ajustar las cuentas públicas de un modo de poder proyectar una senda o un camino con una capacidad de pago consistente”.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?