Precios Justos: los estacioneros piden que el Gobierno los convoque junto a las petroleras

Precios Justos: los estacioneros piden que el Gobierno los convoque junto a las petroleras

Afirman que son el eslabón más débil de la cadena, que los costos no dan y que de mantenerse esta situación se verán obligadas a cerrar muchas estaciones de servicio. Sostienen que el precio del combustible esta desfasado y no guarda relación con los costos.

José Luis Carut

José Luis Carut

Los propietarios de estaciones de servicio están que vuelan con el Gobierno y las petroleras por haberlos dejado afuera del acuerdo de Precios Justos. Piden que tengan en cuenta a la voz del eslabón más débil de la cadena a la hora de cerrar acuerdos. Afirman que de mantenerse esta situación muchas estaciones de servicios van a cruzar las mangueras porque no les dan los costos para seguir adelante.

En diálogo con MDZ, Alberto Boz, vicepresidente segundo de CECHA (Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina) y presidente de FAENI (Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior) afirmó que los costos de las estaciones de servicio suben mes a mes, acompañando a la inflación. “Los salarios, el arreglo de los surtidores, los honorarios profesionales, todo eso va de la mano de la inflación y nuestra rentabilidad viene mucho más atrás”.

“Nosotros tenemos un porcentaje sobre el precio de venta del combustible, que aumentó menos que la inflación. Por lo que nuestra rentabilidad en términos absolutos está para atrás, complicando la situación financiera de las estaciones de servicio”, explicó el dirigente de los estacioneros.

Sobre el acuerdo de Precios Justos firmado entre las petroleras y el Gobierno, Boz dijo que las petroleras lo firmaron para asegurarse, con el diferimiento de los impuestos, los dólares que necesitan para la importar gasoil. Y añadió que "arreglaron con las petroleras y con nosotros nada. Nos tendrían que haber invitado a esa mesa. Si van a aumentar menos el combustible, deberían liberar un poco más el margen de utilidades para que no nos fundamos".

Cuestión de números

Sostuvo que la situación del sector es muy complicada y aclaró: “Yo no digo que aumente el precio del combustible. Si la política del Gobierno es tener los precios pisados, que arreglen con el resto de la cadena de comercialización porque vamos a desaparecer”, advirtió.

“Esta medida es fulbito para la tribuna. Vamos a hacer claritos, hace años que el precio de los combustibles lo mantienen a través de YPF, sin este tipo de acuerdo. El Gobierno, en el directorio de YPF, dice cuánto va a estar y van moviendo el precio, el resto de las petroleras, después va acomodando los precios".

Agregó que "ninguna petrolera quiere perder mercado y no pueden captar más mercado porque no pueden destilar más de lo que están destilando. Todas están trabajando al máximo de la capacidad”. El vicepresidente de CECHA añadió: “Es más, después hay que importar combustible más caro que en Argentina. El equilibrio es muy delicado, en cualquier momento tenemos eclosión y faltante. Esta medida es una cuestión de marketing, para decir queremos que la inflación sea 4%”, exageró.

Asimismo, Alberto Boz afirmó que los CEOs de las petroleras, que firmaron el acuerdo con el Gobierno, dicen que los precios en surtidor están desfasados un 30% del precio real para Argentina. “Los combustibles son los únicos que han tenido precio cuidado, las petroleras imponen fuertemente el precio sugerido y se respeta".

Precios Cuidados en el surtidor

"¿Decime si alguna empresa respetó los Precios Cuidados?", se preguntó. "Los convocan, van se sacan la foto y después todos los productos van subiendo al ritmo de la inflación o desaparecen de la góndola, porque no conviene venderlos. Durante siete meses los combustibles no aumentaron y la inflación no paró de subir. Dejemos de echarle la culpa al combustible como único culpable de la inflación”.

En tanto, el dirigente de CECHA y la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior, remarcó: “La pregunta que nos hacemos es qué va a pasar en los próximos meses cuando empiece a escasear el gasoil. ¿Las petroleras van a respetar el acuerdo, van a entregar el combustible o va a pasar lo de los últimos tiempos, que tenemos que andar penando por un cupo?", agregó.

"Pedimos tener voz en esa mesa, para que por lo menos escuchen nuestro punto de vista. CECHA representa a más de las 5.600 estaciones de servicio de todo el país. ¿Cómo puede ser que no nos convoquen? Somos parte del sistema, somo un eslabón de esta cadena y para colmo el eslabón más débil”.

Por otra parte, contó que los estacioneros están en juicio con la compañía operadora de las tarjetas de crédito por los altos costos que les cobran, dijo: “No puede ser que las tarjetas de crédito nos lleven entre el 1,5% y el 1,8% de la recaudación bruta de lo que el cliente paga en el surtidor, cuando más de la mitad son impuestos, que nosotros estamos recaudando para el fisco y nuestra ganancia deducida de impuesto es un 6%".

"Es una locura. Por suerte la Justicia nos dio la razón en primera instancia. No puede ser que el Estado no regule esto, cuando en otros países de la región, la misma compañía no supera el 0,5% de comisión. El expendio de combustibles es un sector de baja rentabilidad y acá el Estado y los legisladores miran para otro lado", alertó Alberto Boz.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?