El boom económico de Brasil beneficia de lleno a Mendoza

El boom económico de Brasil beneficia de lleno a Mendoza

De la mano de los vuelos directos y la diferencia cambiaria, crece la cantidad de brasileños que vienen. El boom económico que vive ese país, que elije presidente, beneficia a Mendoza. Es uno de los principales destinos de las exportaciones y el origen de los turistas de lujo.

Diana Chiani

Diana Chiani

Lejos a nivel geográfico si se piensa en vacaciones, Brasil siempre ha estado cerca de Mendoza por ser un mercado al que se accede por tierra así como un gran generador de divisas gracias al turismo que ha incrementado su intensidad por diversos factores que no solo tienen que ver con la diferencia cambiaria. Ruidosos y alegres, los brasileños se pasean por el centro pero, sobre todo, disfrutan de la gastronomía, el vino y –en general- del enoturismo; que desarrolla cada vez más opciones en la provincia y hace crecer el sector de la alta gama con un gasto promedio de más de 500 dólares diarios.  

Brasil vive un boom económico y Mendoza se beneficia. Es uno de los principales destinos de las exportaciones de la Provincia y también el origen de los turistas de lujo. Según el último informe del Consejo Empresario Mendocino, "Brasil fue el primer destino externo de los productos mendocinos en 2021 con USD 349,9 millones, que representaron el 21,7% del total exportado, desplazando a Estados Unidos al segundo lugar con USD 330,8 millones". Los dólares no llegan solo a través de la venta de mercaderías que llegan a destino. También llegan "en avión" con los turistas.

Desde el Ministerio de Cultura y Turismo de la provincia (Emetur) no se brindaron datos oficiales al respecto. Sin embargo, una muestra de las relaciones siempre estrechas con Brasil es que una comitiva, con el gobernador Rodolfo Suarez a la cabeza, participó esta semana de una importante feria de vinos en ese país. Allí, el mandatario afirmó que en lo que va el año, “más de 25.000 brasileros visitaron Mendoza”. En este contextos, diversos prestadores señalaron que los turistas brasileros son mayoría entre los extranjeros que llegan debido, principalmente, a la existencia del vuelo directo.

Si bien muchos arriban desde Buenos Aires o Bariloche como parte de un viaje más largo, el grueso lo hace directamente desde San Pablo. Por este motivo, la promesa de sumar un vuelo directo desde Río a partir de enero, ilusiona al sector. “Los vuelos van y vienen completos”, aseguró Emilio Babillón, de Brastour. En septiembre, la empresa Gol sumó una frecuencia con un total de cuatro vuelos semanales. “Esta tendencia se extenderá hasta fin de año. En enero y febrero no vienen tantos, pero si vuelven en marzo”, destacó Marcelo Navarro director de Hon Travel. Agregó que a partir de octubre comienza la temporada de turistas canadienses y norteamericanos, por lo que entonces se podrá sopesar mejor –pandemia mediante- si los turistas de Brasil siguen en mayoría o no.

Noelia Sahar, gerenta de la Asociación de Empresarios Hoteleros, Gastronómicos y Afines de Mendoza (Aehga), calculó el promedio de estadía de turistas brasileños en 5,5 días. Con ella coincidieron diversos prestadores de servicios. Hasta hace un tiempo dicha permanencia era de entre tres y cuatro días.

“El mercado brasilero sigue en auge. Sabemos que nos eligen y, en muchos casos, en más de una oportunidad”, señaló Sahar.

No es un dato menor si se tiene en cuenta que, en su gran mayoría, estos turistas se inclinan por la gastronomía y la hotelería de alta gama con un gasto promedio –entre alojamiento, comidas, excursiones y otros, de entre U$S 600 y U$S 700 diarios.

Buen comer y buen beber: el turismo de lujo es aprovechado por los brasileros.

El buen comer y beber

En líneas generales, la diferencia cambiaria y la posición socioeconómica de los brasileros quienes llegan a Mendoza, hacen que se conviertan en turistas de alta gama, que gastan la mayor parte en comer y tomar buen vino en los sitios donde se elabora. “El turismo del vino es una opción cara en todo el mundo y hoy a ellos les sale muy barato, con propuestas diversas y de alta calidad”, apuntó Babillón.

En este sentido, Natalia Baigorria, organizadora de bodas de destino de wedding_mendoza, que tiene entre sus principales clientes a brasileños, comentó que después de la pandemia ha habido una mejora exponencial en la calidad del servicio gastronómico y enoturístico local; lo que ha servido para incentivar aún más este tipo de visitas. “Los brasileños siempre han venido a Mendoza, la relación no es nueva”, sostuvo Baigorria, al tiempo que coincidió con Sahar en que los vuelos directos y las cada vez mejores opciones cambiarias para ellos han influido en el incremento.

Así, la comida con vista a los viñedos, la carne argentina, la gastronomía de lujo, las degustaciones de vino y las visitas a bodegas son las opciones preferidas por los brasileros  que pueden gastar entre $5.000 y $20.000 en un almuerzo, $20.000 en una noche de alojamiento y entre $18.000 a $25.000 en excursiones privadas; por nombrar algunos de los principales sectores en donde invierten sus reales.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?