Un mercado con mucho potencial, limitado por las variables económicas del país

Un mercado con mucho potencial, limitado por las variables económicas del país

El gerente general de Derivados Vínicos S.A., Roland Kosche, explicó en MDZ Radio la tarea que tiene su empresa para contribuir con el medio ambiente de la provincia de Mendoza, y remarcó las variables que atentan contra la producción nacional y las inversiones extranjeras.

MDZ Radio

MDZ Radio

Dedicada a la economía circular y regenerativa, Derivados Vínicos S.A. es una empresa mendocina que apuesta a contribuir con el medio ambiente a través de la biorefinación de descartes de la agroindustria, especialmente de la vitivinícola. Su gerente general, Roland Kosche, brindó detalles en MDZ Radio de cómo por medio de la sostenibilidad ambiental logran producir sus mercancías para comercializarlas en los países más competitivos del mundo. 

En la columna del Consejo Empresario Mendocino (CEM), Kosche describió que este año la empresa profundizó sus tareas abocadas a la biorefinación, para lograr un menor impacto ambiental con el fin de mejorar la calidad de vida de los mendocinos.

“Este año queremos aportar valor a otros derivados de la agroindustria, y por eso tomamos los descartes de la viticultura para transformarlos en productos que son altamente valorados. Uno de ellos es el ácido tartárico, que en Estados Unidos no lo fabrican y sus bodegas compran este producto para realizar sus vinos”, manifestó el entrevistado. 

Kosche remarcó también que “uno de los problemas que posee la industria es debido al atraso cambiario, que no permite que las empresas nacionales sean competitivas”. 

"Esto nos ha complicado en los últimos años ya que nuestros costos van creciendo de la mano de la inflación, y cuando salimos al mercado a competir con otros ácidos valorados en dólares, nosotros estamos en desventaja frente al mundo”, agregó. 

 “Sumando lo anterior a la incapacidad que tenemos para repartir los dividendo a nuestra casa matriz que está en Japón, diría que esto nos complica a largo plazo. De mi parte puedo decir que la empresa japonesa apostaría en el territorio, si tuviese una claridad a la hora de repartir el dinero en moneda extranjera”, remarcó el especialista. 

Por eso Kosche señaló que se debe mejorar “la brecha del tipo de cambio para poder ser más competitivos para el mundo” y recordó cuando tuvo que explicarle a su directorio japonés acerca de los diferentes tipos de cambios que existen en el país ."Ellos se sorprendieron, no lo podían creer”. 

“Es uno de los principales aspectos que debemos mejorar para salir al mercado mundial. Cualquier cosa que sirva para poder acercar el cambio oficial al tipo de cambio divisa, nos serviría para colocarnos en una mejor posición frente a los oferentes del mundo”, concluyó. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?