La inédita reforma laboral que aplicará Toyota para producir más Hilux

La inédita reforma laboral que aplicará Toyota para producir más Hilux

Después de varios meses en conflicto con los operarios, que se resistían a hacer horas extras, Toyota presentó un propuesta al SMATA de flexibilización laboral. Los sábados serán obligatorios a cambio de menos horas semanales de trabajo. El gremio daría el ok. Es para poder aumentar la producción

Horacio Alonso

Horacio Alonso

La automotriz Toyota impulsa una reforma laboral, en la planta bonaerense de Zárate, que le permitirá aumentar la producción y solucionar el problema planteado con los operarios, que se resisten a realizar horas extras por el recorte que sufren por el pago del Impuesto a las Ganancias.

La propuesta fue presentada a los representantes del sindicato de mecánico que, a su vez, trasladaron el viernes a los trabajadores de la terminal para que lo avalen en asamblea.

El punto más importante consiste en que, a partir de su implementación, los operarios de la automotriz deberán trabajar todos los sábados, en un turno de medio día, como jornada obligatoria. Por otro lado, tendrán franco todos los domingos, más un día de semana que será móvil.

De esta manera, Toyota podrá tener la planta en funcionamiento durante mayor cantidad de horas para aumentar volumen de fabricación de los modelos Hilux y SW4.

Para los trabajadores, el cambio en el régimen laboral significará una reducción en la cantidad de horas trabajadas semanalmente, ya que pasarán de un sistema de cinco días de trabajo fijos, más dos sábados por mes, bajo la modalidad de horas extras, a tener cinco jornadas de trabajo totales por semana, con flexibilidad de los días que sean.

Para esto, se establecerán grupos de trabajo de seis personas que irán rotando.

Según fuentes gremiales, la propuesta de la automotriz ya tendría en aval del secretario general del SMATA, Ricardo Pignanelli y sólo quedaría la aprobación de los trabajadores, algo que, en principio, sería afirmativo.

En compensación a la implementación de este nuevo sistema, los trabajadores recibirán un pago adicional, que buscará que, en el balance general, mantengan sus ingresos, pero por menor cantidad de horas trabajadas.

Esta medida es la primera vez que se implementa en el sector y es un paso a la flexibilización del convenio colectivo en busca de mayor productividad.

Para Toyota, significará solucionar un problema que viene manteniendo desde hacer meses, ante la dificultad de conseguir operarios que estuvieran dispuestos a trabajar los sábados por horas extras, motivos por el cual, en varias oportunidades, debido al ausentismo, tuvo que suspender la producción los fines de semana.

Debido al buen nivel de los salarios, muchos trabajadores optaban por privilegiar su tiempo de descanso a aumentar sus ingresos.

De esta manera, la empresa ganará en previsibilidad.

Dentro del acuerdo con el gremio, estaría el compromiso de Toyota de efectivizar a unos 1.000 trabajadores que ingresaron a la automotriz japonesa bajo la modalidad temporal, para cubrir la mayor demanda de producción y las bajas por ausentismo por el coronavirus.

Se estima que esta reforma laboral dentro de la compañía se implementará a partir de enero próximo, cuando la empresa tiene planeado subir la producción en Zárate. Este año se fabricarán unas 145.000 en ese complejo industrial, pero no alcanza a cubrir la demanda interna y externa de la Hilux. En el mercado local, la demora de entrega para la pickup y el SUV es de siete meses.

La terminal busca llevar la producción en 2022 a un piso de 167.000 unidades y un techo de 180.000. El volumen exacto dependerá de la aplicación de este cambio de régimen laboral y la capacidad de los proveedores de abastecer los mayores pedidos.

Este nuevo esquema de mayor flexibilidad con los trabajadores es un pedido de la casa matriz para avanzar en nuevas inversiones como, por ejemplo, la fabricación en la Argentina de la versión híbrida de la pickup Hilux.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?