Doce trucos de ahorro para lograr una mejor administración financiera

Doce trucos de ahorro para lograr una mejor administración financiera

Lograr una correcta capacidad de ahorro y una buena administración financiera permite optimizar las finanzas personales. Para lograrlo, algunos consejos y técnicas que realmente funcionan.

Inversor Global

Inversor Global

¿Tienes ganas de hacer un viaje a París? ¿Quieres escapar de la inflación en Argentina, pero no sabes cómo? La falta de dinero para poder hacer viajes de placer o para utilizarlo para inversiones es un problema que afecta a muchas personas. Pero existen varias vías para solucionarlo. Solo depende de tu voluntad y disciplina.

Doce hábitos de ahorro para una mejor administración financiera

A continuación, una lista de hábitos ahorro que debes comenzar a aplicar desde ahora para mejorar las finanzas personales y así tener más capital para usarlo como desees.

1. Gasta menos de lo que ganas

Suena fácil, pero algunos ya están tan acostumbrados a lo contrario que es muy difícil romper el círculo vicioso. Lo importante aquí es concentrarse tanto en el crecimiento de tus ingresos como en el control de tus gastos para vivir dentro de tus medios, principios básicos de la administración financiera.

2. Págate tu sueldo primero

Esto significa que apenas recibas tu sueldo, debes separar un porcentaje del mismo para el ahorro. La recomendación es que represente entre 10% y 20% de tu salario mensual.

3. Mantén un fondo de emergencia

Este hábito es fundamental para tener una buena salud financiera. Construir y mantener este fondo para eventos imprevistos te ayudará a evitar una deuda que no podrías pagar de otra forma. Empieza asignando poco dinero y comienza a aumentarlo a medida que pasa el tiempo.

4. Crea un presupuesto para gastos adicionales

No olvides hacer un espacio en tu presupuesto para este tipo de gastos que pueden diluir tu dinero. Ya sea la compra de un café, de una salida a cenar o la compra de regalos para amigos y familiares, lo más adecuado es que se planifique y tengas una cantidad de capital para usar en estos casos.

5. Ahorra para lo inesperado

Este tipo de ahorro es un caso intermedio entre los mencionados anteriormente. Por ejemplo, un cambio de una goma de tu auto o alguna reparación en casa que no representa un daño mayor pero que necesita atención. Lo mejor para proteger tus finanzas personales es que también tengas una porción de dinero ahorrado para este tipo de situaciones.

6. Ten seguros

Muchos ya gozan de este tipo de servicios. Si todavía no tienes un seguro para proteger a tu familia, tus propiedades y a uno mismo, lo más sensato es que lo obtengas.

7. Establece metas financieras

Para saber cómo ahorrar diariamente, semanalmente y mensualmente, tienes que trazarte unos objetivos que estés determinado a cumplir. Entre más específicos sean, mejor. Después de hacer esto, identifica los pasos necesarios que deberás tomar para alcanzarlos.

8. Haz una revisión de tu progreso

Dedica tiempo cada semana o cada mes para revisar tus metas financieras. Esto te ayudará a hacer cambios en tus acciones diarias o a identificar qué es lo que está funcionando.

9. Sigue tus gastos

No basta con tener un presupuesto y llevar allí un control de tus ingresos y tus gastos. Trata de llevar un registro o una cuenta de los movimientos que haces. Lo más importante es tener una idea clara de lo que está pasando con tu dinero para poder reparar cualquier problema financiero tan pronto como sea posible.

10. Lleva solo lo que necesitas

Un hábito financiero muy sano consiste en sacar de tu billetera todas las tarjetas que no vayas a usar, en especial las tarjetas de crédito. Solo lleva el efectivo suficiente para tus gastos diarios y así evitarás utilizar más de lo que debes.

11. Paga tus facturas a tiempo

También suena sencillo, pero requiere de disciplina. Solo piensa que demorarse en pagarlos te acarreará un pago adicional de intereses. Una solución está en establecer recordatorios o alertas en tu teléfono.

12. Permite pagos automáticos

Algunos servicios a los que estás suscripto te permiten esta forma de pago. Es una estrategia útil para quienes se olvidan, pero puede ser un arma de doble filo. Algunas compañías pueden hacer un ajuste que te afecte sin que te des cuenta. Por eso, revisa que los pagos automáticos están funcionando bien y que están retirando la debida cantidad de dinero. De hacerlo correctamente, tu administración financiera se verá beneficiada.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?