Los diferentes tipos de traders que existen en la actualidad

Los diferentes tipos de traders que existen en la actualidad

Imagínate si fueras un jugador de fútbol profesional y te preguntaran qué tipo de futbolista eres. Nadie dudaría en decir si es delantero, centrocampista, defensor o arquero. Sin embargo, algo que vemos tan claro en el ámbito deportivo profesional no lo es en el mundo del trading.

Alberto Chan

Alberto Chan

Muchos traders, especialmente aquellos que todavía no llegaron al nivel profesional (en parte, por no conocerse todavía a sí mismos), no saben en qué tipo de trading encajan mejor su forma de ser, actuar y operar en los mercados financieros.

Es por eso que hoy vamos a contarte, a través de unas sencillas reglas y descripciones, sobre los distintos estilos de trading que existen. Así, cada uno de los traders podrá identificar con cuál encaja mejor en su forma de operar.

Al fin y al cabo, aunque todos los traders profesionales podemos “y debemos” operar en todo tipo de estilos disponibles, siempre hay uno de ellos con el que más cómodos nos sentimos. Y esta “comodidad” no tiene que ver con un tema de capital o ganancias, sino más bien con una forma de encajar nuestra psicología de inversión y estilo de vida en el tipo de trading.

Scalper

El scalper es un tipo de trader que realiza operaciones con muy poco tiempo de duración (segundos o minutos). Aunque el scalper puede mirar gráficos de temporalidades mayores para situarse en la tendencia, para sus decisiones analiza y trabaja gráficos con temporalidades normalmente de 1, 3 y 5 minutos. O gráficos de ticks, siendo más cortoplacista incluso.

Es normal que un scalper realice más de 10 operaciones a lo largo de un mismo día y trabaje varios mercados a la vez, buscando la mejor entrada. Suelen operar en las horas con mayor volatilidad o liquidez en los mercados, especialmente en los horarios de apertura de las bolsas europeas y norteamericanas.

Todo scalper debe cumplir con una serie de características:

  • Tiene que ser rápido, decidido y especialmente metódico para tomar las decisiones de entrada y salida al mercado, varias veces al día.
  • Durante las horas de trading, debe estar concentrado exclusivamente en mirar gráficos, operar y vigilar las operaciones abiertas.
  • El alto número de operaciones al día implica también un alto grado de fluctuación emocional, por lo que deberá dominar y controlar sus emociones.

Day trader

El day trader es un tipo de trader que realiza operaciones abriendo y cerrándolas en el mismo día, pudiendo durar minutos o varias horas. Suelen trabajar gráficos de minutos, normalmente de 5 minutos para sus entradas y salidas al mercado, pero también analizan la tendencia de los gráficos de 15 minutos y una hora. Evitan usar los gráficos de ticks más cortoplacistas, cómo usan los scalpers.

El número de operaciones puede ser similar al de un scalper, realizando varios trades a lo largo del día. De hecho, en general el day trader es muy similar al scalper, en cuanto a la operativa agresiva y en lapsos cortos, pero se diferencia principalmente en que los day traders tienden a realizar un análisis previo de la jornada anterior para estimar y situar las “zonas de trabajo”.

Swing trader

Los swing traders realizan operaciones con una duración de varios días o semanas entre su apertura y cierre. Suelen trabajar gráficos con un marco temporal habitualmente de una o cuatro horas para tomar sus decisiones, aunque para analizar el activo de forma completa también trabajan con gráficos diarios.

No miran gráficos de minutos, evitan las pequeñas tendencias, debido a que la tendencia que buscan es relativamente fuerte. Normalmente realizan análisis una vez a la semana, habitualmente durante el fin de semana, aprovechando que los mercados están cerrados y así preparan la semana entrante. Luego, durante la jornada y ya con los mercados abiertos, tienden a revisar si los activos analizados sí cumplen el patrón esperado.

Normalmente, con unos minutos al día, es suficiente para poder analizar y controlar la operativa, ya que al tener las operativas una duración de varios días o semanas, no es necesario dedicar mucho tiempo una vez que se abren las posiciones.

La dificultad del swing trader es poder controlar psicológicamente varias posiciones abiertas a la vez cada día (y poder dormir tranquilamente con dichas posiciones abiertas). Pero tienen la ventaja de no tener que estar “pegados a la pantalla” y aprovechar movimientos del mercado más potentes y menos aleatorios que los que existen en el corto plazo.

Position trader

Este tipo de traders realiza operaciones con una duración media de meses o años. Suelen considerarse normalmente los traders del largo plazo, y operan habitualmente el mercado de acciones buscando las grandes tendencias del mercado.

Los gráficos usados por los position traders habitualmente son los de un marco temporal diario y semanal, aunque pueden usar también el gráfico mensual para hacer un análisis global. Es decir, descartan todo tipo de gráfico intradiario, ya que evitan a toda costa la aleatoriedad del mercado en las pequeñas fluctuaciones.

Al igual que un swing trader, realiza sus análisis cada semana, normalmente durante el fin de semana al estar el mercado cerrado, analizando diferentes activos en time frames altos y buscando los momentos ideales para posicionarse en ellos durante meses.

Ser position trader implica mucha paciencia y disciplina, y normalmente es un estilo de trading al que se llega con una experiencia mínima de 5-10 años en los mercados.

 

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?