La medida que estudia el Gobierno para endurecer el cepo al dólar para empresas

La medida que estudia el Gobierno para endurecer el cepo al dólar para empresas

La falta de dólares es un problema cada vez mayor para el Gobierno. Desde el Banco Central están sondeando a multinacionales para que acorten más los plazos de liquidación de divisas de exportación y posterguen pagos a proveedores del exterior. Buscan llegar a las elecciones sin sobresaltos.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

El Gobierno nacional quiere llegar a las elecciones con la situación cambiaria lo más tranquila posible. La suba del dólar blue, en las últimas semanas, encendió una luz de alarma en los despachos oficiales.

Hace diez días, mientras se jugaba la final de la Copa América, se conocieron nuevas medidas para endurecer el cepo sobre el dólar.

El miedo a que el billete estadounidense se dispare no se detiene. Es por eso que, desde el Banco Central, se están analizando otras alternativas para mantener calmo al mercado.

En los últimos días, desde el Gobierno, se empezó a sondear a distintos sectores empresarios para evaluar la posibilidad de acortar los tiempos de liquidación de divisas de las exportaciones y estirar los plazos para el pago de proveedores del exterior.

Las consultas se están realizando a compañías multinacionales de rubros con fuerte actividad en materia del comercio exterior.

En algunos casos, los plazos para liquidar llegan hasta 60 días mientras que los giros al exterior por importaciones varían según las condiciones comerciales de cada empresa. Estos pueden ser de 30, 45 0 60 días. Incluso, por ejemplo, hay casos que llegan a los 120 días.

Desde una automotriz que fue consultada por el Gobierno explicaron a MDZ que consideraban difícil que, en un contexto con tantas dificultades económicas, se pudieran atrasar más los pagos al exterior o acelerar la liquidación de dólares. “Ya venimos con demoras en la cancelación de compras del exterior y es imposible pensar en plantear plazos mayores. La Argentina no está bien vista en el exterior y cualquier problema adicional puede significar el corte del suministro de bienes o insumos”, explicó un directivo.

Un dato a tener en cuenta es que las empresas sondeadas –hasta donde pudo saber MDZ - tienen sedes en distintos países que tienen intercambios comerciales con las filiales radicadas en la Argentina.

Diferente sería la situación de compañías locales que se abastecen de insumos del exterior. En esos casos, no existiría la facilidad de un acuerdo dentro de la misma compañía. El proveedor externo, obviamente, tendría menos contemplaciones.

De hecho, ya desde el año pasado, muchas empresas – gran parte pymes - debieron reprogramar pagos al exterior porque el Banco Central no liberaba los dólares a tiempo. Eso significó que debieran refinanciar su deuda o tomar un crédito para no entrar en mora y perder a proveedores con muchos años de relación.

Desde una compañía de otro rubro, que recibió el llamado desde un despacho oficial, señalaron que lo que estaba haciendo el Gobierno era una consulta para conocer las posibilidades de modificar estos plazos. “Nos aseguraron que es una medida en estudio y que cualquier decisión será consensuada con las empresas”, explicaron.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?