Cuándo diversificar y cuándo enfocarse al momento de invertir

Cuándo diversificar y cuándo enfocarse al momento de invertir

Mientras que una estrategia busca minimizar el riesgo, la otra se centra en potenciar los rendimientos.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo (@gzcasti)

Al hablar sobre finanzas y estrategias de inversión, se suele mencionar el concepto de diversificación. Básicamente, esta técnica consiste en “no poner todos los huevos en la misma canasta”. En el ámbito bursátil, significa armar un portafolio compuesto por diferentes activos para que el riesgo se reduzca y que así sea menos probable que se pierda demasiado dinero.

Por otra parte, el término “enfoque” hace referencia a concentrarse y estudiar unos pocos activos que tengan mucho potencial y colocar dinero en ellos con el objetivo de que en el largo plazo brinden retornos muy superiores a las carteras de inversión promedio.

Conociendo exactamente qué es la diversificación y el enfoque, ¿cuál conviene?

Warren Buffett, el legendario inversor y magnate de las finanzas, destacó que “la diversificación es una protección contra la ignorancia. La diversificación no es necesaria si una persona sabe lo que está haciendo”.

Tal como explica el multimillonario, todo aquel que no sea capaz de analizar una empresa y determinar si es una buena alternativa de inversión, es decir, más del 99% de los inversores, deberían comprar el ETF SPY que replica el comportamiento del índice S&P 500 y olvidarse.

Por el contrario, quienes cuenten con las herramientas, habilidades y conocimientos para poder determinar si una empresa prosperará en el futuro, deberían tener muy pocos activos en cartera y dejar que el tiempo los revalorice correctamente.

En línea con este pensamiento, Robert Kiyosaki, especialista en finanzas, detalló en El Inversor Diario, el newsletter gratuito de Inversor Global, que la diversificación “no es una estrategia de inversión para ganar. Los inversores más exitosos no se diversifican, sino que enfocan sus esfuerzos”.

“Warren Buffett no se diversifica, se enfoca. Busca un gran negocio a un muy buen precio. No invierte en muchos negocios y reza para que les vaya bien. No quiere rendimientos promedio. Le gusta controlar la empresa, pero no dirigirla. Cuando Buffett habla de invertir, sus palabras clave son valor intrínseco, no diversificación”, comentó.

Y agregó: “Una de las razones por las que los asesores financieros recomiendan la diversificación es que no pueden encontrar oportunidades de inversión que sean realmente buenas. No tienen el control y la mayoría no sabe cómo administrar un negocio. Son empleados, no empresarios como Warren Buffett”.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?