Qué está pasando con la soja y por qué cae su precio

Qué está pasando con la soja y por qué cae su precio

El commodity atravesó la mayor caída diaria en la historia, con una baja de más del 8% en dólares.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo (@gzcasti)

El pasado jueves 17, la soja sufrió la mayor caída diaria en la historia. En total, la baja fue del 8% en dólares, aproximadamente, mientras que los precios de otros commodities como el trigo y el maíz cayeron un 3,6% y 6,7%, respectivamente. ¿Qué fue lo que sucedió?

Un antecedente de intenso crecimiento

En primer lugar, es importante destacar la importante suba que la soja gozó en el último año. Desde junio de 2020, los precios en el mercado internacional se incrementaron un 100% en dólares hasta el máximo alcanzado en mayo de este año. De esta forma, la tonelada pasó de USD 300 a USD 602.

De acuerdo a José Álvarez, productor agropecuario e ingeniero en la misma disciplina, parte de este movimiento alcista se debe a la participación de grandes fondos de inversión en el mercado financiero de los commodities. Debido al aumento de volumen por parte de estas compañías, la volatilidad en el mercado agrícola aumentó, lo que impulsó la importante suba.

Por su parte, Mauro Mazza, economista especializado en el sector agropecuario, también enfatizó en la influencia que tuvieron los grandes fondos y añadió que la apreciación del yuan y el cumplimiento de la primera fase del acuerdo que el expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, había firmado con China colaboraron con la tendencia alcista.

¿Corrección o cambio de tendencia?

Al igual que sucede con cualquier clase de activo, las fuertes subas no son eternas, la disyuntiva es si la caída continuará iniciando un cambio de tendencia o, por el contrario, solo se trata de una corrección necesaria para que el ciclo ascendente continúe.

Marcelo Busquets, experimentado analista y operador de granos, cree que, de momento, la baja esta completamente justificada y que, en Argentina, sería preocupante si los precios penetran la zona de los USD 295 (es importante recordar que las normativas cambiarias e impositivas locales no permiten que se negocien precios cercanos a los internacionales).

“Es lógico, sano, natural y, también, contratendencial que se produzcan correcciones bajistas como la que estamos observando”, expresó. Posteriormente, indicó que, mientras localmente los precios se mantengan entre los USD 295 y los USD 300 hay esperanzas alcistas. De lo contrario, la situación se complicaría.

A su vez, Álvarez explica que la brusca caída, la cual acompaña a las bajas anteriores, tuvo dos razones fundamentales: los pronósticos de lluvia para los próximos días que revierten un año que empezó muy seco y los comentarios de Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos, quien respaldó el presupuesto fiscal de Biden que incluye un aumento de impuestos.

Además, el especialista destaca que lo que ocurre con el precio de la soja afecta directamente al precio del maíz, con el cual compite por superficie, y, en gran medida, también al trigo, la cebada y el girasol.

En cuanto al futuro del comportamiento de las cotizaciones, el economista Mazza cree que aún hay margen para que sigan cayendo y borren toda la ganancia de 2021 de la soja y sus derivados.

“Si Argentina no se transforma en protagonista en breve, el destino de la soja y derivado es una lateralización bajista al menos hasta fin de año”, concluyó.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?