¿Es necesario tener varias cuentas bancarias?

¿Es necesario tener varias cuentas bancarias?

En finanzas personales se suele recomendar tener diferentes cuentas para poder optimizar los ahorros, sin embargo, ¿es necesario?

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo (@gzcasti)

Según los especialistas en finanzas personales, una de las formas más sencillas de crear un hábito de ahorro es separando parte de los ingresos mensuales en diferentes cuentas bancarias. De esta forma, se tendría un mayor control sobre el dinero disponible. A pesar de que a simple vista tendría lógica, ¿es realmente necesario?

Costos de las cuentas bancarias

Al pensar en abrir una cuenta bancaria, es muy importante investigar acerca de los costos que acarrea. Los más comunes suelen ser los de mantenimiento y custodia, los cuales pueden ser fijos o porcentuales según el capital que se mantenga.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta el costo de transferencia local e internacional, ya que cada entidad bancaria dispone de diferentes tarifas.

Afortunadamente, muchos nuevos bancos digitales enfocados en las necesidades del cliente no cobran por los factores anteriores, por lo que se convierten en una gran alternativa para escoger como cuentas secundarias.

De todas formas, siguiendo los consejos de los especialistas, habría que tener una cuenta por cada categoría: ahorros, inversiones, gastos diarios, fondo de emergencia y otros que el individuo considere necesarios.

Al tener tantas cuentas, la probabilidad de encontrar bancos gratuitos, confiables y funcionales disminuye. Debido a esto, es fundamental analizar los costos de tener diversas cuentas bancarias, que además no brindarían retornos.

Potenciales beneficios

Tras analizar cuánto costaría tener diversas cuentas bancarias, es momento de analizar los potenciales beneficios de esta técnica.

En primer lugar, se crearía un orden en las finanzas personales, ya que, al segmentar los ingresos, no se cae en la tentación de consumir más de lo necesario.

Por otra parte, se diversificaría el riesgo de perder los ahorros. Si bien es poco probable que suceda, lo cierto es que muchas personas sufren de ataques cibernéticos o directamente problemas administrativos que ocasionan que se pierda todo o gran parte del dinero. Al tener varias cuentas, el riesgo disminuye.

Teniendo en consideración los puntos a favor y en contra, se podría llegar a la conclusión de que tener diversas cuentas puede ser una buena manera de mejorar las finanzas personales siempre y cuando no se caiga en el exceso. La decisión más sensata sería optar por tener dos o tres cuentas (gastos diarios, ahorro e inversiones) y escoger bancos digitales gratuitos.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?