La confesión de Klinsmann sobre Messi en el Mundial 2006: "Yo rezaba para que..."

La confesión de Klinsmann sobre Messi en el Mundial 2006: "Yo rezaba para que..."

El exentrenador del seleccionado teutón recordó que Messi no ingresó en el duelo entre Argentina y Alemania en cuartos de final, y sorprendió con un llamativo pensamiento.

Redacción MDZ Online

El técnico alemán Jürgen Klinsmann sorprendió este martes con una llamativa confesión sobre el partido entre Alemania y Argentina de los cuartos de final del Mundial 2006, en el que Lionel Messi no ingresó, y recordó que se sintió aliviado por la ausencia de Leo en el campo de juego. 

Messi, en el banco contra Alemania en 2006.

En una entrevista con el diario Olé, Klinsmann explicó su felicidad porque Messi no entró: "Definitivamente estuve muy feliz de que Messi no ingrese al campo de juego. Rezaba para que no lo haga".

Respecto de ese encuentro que ganó Alemania por penales, el entrenador rememoró: "Fue dramático, extraordinario. De principio a fin. Como una pequeña película. Desde el pitazo inicial hasta la tanda de penales. Es uno de esos partidos que se pueden volver a ver una y otra vez sin aburrirse. Tuvimos la suerte de pasar de ronda y sacar cosas positivas de ese partido".

Por otra parte, Klinsmann se refirió a los candidatos a ganar la Copa del Mundo y dejó un deseo para Messi y Argentina: "Para ser honesto, creo que para calificar a un equipo como favorito hay que observar lo que fueron las Eliminatorias a la Copa del Mundo. Y, hoy, Argentina y Brasil son los candidatos por encima de los europeos. Son equipos que están sumamente motivados, hambrientos de lograr el éxito en Qatar. Después, obviamente, están Inglaterra, España, Francia, Alemania y Portugal. Pero, sin dudas, para ellos será muy difícil batir a los sudamericanos. Desde Italia 90, Argentina debería haber ganado un par de Mundiales más. Quizás pase en Qatar. ¿Por qué no? Me gustaría que pase, sobre todo por Messi. Que se le pueda dar esta vez, como regalo de Navidad, je".

Klinsmann, que también dirigió a la selección de Estados Unidos, se refirió a la final del Mundial de 1990, en la que participó como jugador: "La Copa del Mundo de 1990, para los alemanes, fue sumamente especial por el contexto. Unos meses antes se había caído el Muro de Berlín y la unificación del país representó, a fin de cuentas, un impacto en nuestro rendimiento. Pero no presión, sino motivación".

Y agregó: "En aquel momento, los mejores jugadores del mundo estaban en la Serie A. Especialmente, Diego Armando Maradona. Pero la gente nos acompañó durante todos los partidos y nos sentimos como en casa. El momento no pudo haber sido mejor para nosotros. Siempre digo que las cosas suceden por alguna razón y creo que se nos dio a nosotros porque supimos representar a una nación unificada. Una nueva Alemania".

El histórico del Bayern Munich se refirió también a la salida de Robert Lewandowski del equipo: "La salida de Robert Lewandowski es una gran pérdida. No solo para el Bayern Munich, sino también para la Bundesliga, porque es un futbolista con perfil alto. Pero creo que la solución que han encontrado, con Sadio Mané como cabeza del ataque, es la mejor. Claro que será un gran reto para Julian Nagelsmann, porque un futbolista como Robert no se encuentra fácil en el mundo. Obvio que Mané es de clase mundial y se sentirá bien en el club, pero sin dudas cambiará la manera en la que ataque el Bayern, desacostumbrado a jugar sin un 9 tradicional".

En ese sentido, Klinsmann negó que Cristiano Ronaldo pudiera ser el reemplazante ideal: "Hoy, no creo que Cristiano Ronaldo sea un buen negocio para el Bayern Munich. Lógicamente, cuando te referís a Ronaldo, al igual que Messi, están hablando de los dos jugadores que han dominado el fútbol en los últimos 15 años. Él es un profesional, un modelo a seguir y, por supuesto, un enorme futbolista. Pero creo que el Bayern no debería especular con él e imagino que irán en búsqueda de un centrodelantero joven, que se pueda consolidar con los años y no a alguien afirmado".

El Mundial de Qatar y las posibilidades de Alemania

Consultado por Alemania y el Mundial de Qatar, Klinsmann expresó: "Hansi Flick está haciendo un trabajo fantástico después de lo que fue la salida de Joachim Löw, luego de Rusia 2018. Las expectativas en Alemania son altas, claramente. Por la historia futbolística del país y la forma en la que jugamos los torneos, los alemanes siempre quieren que estés jugando la final. Lo cierto es que el equipo debería jugar extremadamente bien como para llegar a estar entre los cuatro mejores. El entrenador tiene la experiencia como para sacar lo mejor de cada jugador y ahora será tiempo de ellos de dejar lo que fue Rusia en el pasado. Será un torneo fabuloso. Estoy seguro".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?