La increíble remontada de Nadal en Wimbledon luego de que su padre le pidiera que abandonara

La increíble remontada de Nadal en Wimbledon luego de que su padre le pidiera que abandonara

El español pasó por todas las emociones en los cuartos de final ante Taylor Fritz pero se sobrepuso a sus lesiones y avanzó a la semifinal.

Redacción MDZ Online

Rafael Nadal es sinónimo de excelencia pero, sobre todas las cosas, de garra, resiliencia, resistencia y de no rendirse jamás, pase lo que pase. Exactamente eso sucedió este miércoles en la cancha central del All England Club, en el que el español levantó un partido impresionante ante Taylor Fritz. Al finalizar el tercer set, el estadounidense estaba arriba por dos parciales a uno y el manacorí tuvo que recurrir al trainer por enésima vez en esta edición de Wimbledon. Sin embargo, esta ocasión parecía que podía acabar con sus chances de obtener su vigésimo segundo Grand Slam de su carrera.

Muy molesto por una lesión abdominal, Nadal estaba sentado en su banco y recibía todo tipo de señas desde el box de su equipo, como un boxeador que tuvo una mala noche pero que se niega a que su esquina tire la toalla. De hecho, hasta el padre de Rafa, Sebastián, hacía gestos de que abandone el partido. Los gestos de dolor del español eran muy evidentes cuando el doctor ingresó por segunda vez al court (ya lo había hecho en el primer set) y le consultó al máximo ganador de Grand Slams de la historia si podía seguir en el partido, que tenía a Fritz como vencedor parcial por 6-3, 5-7 y 6-3.

A pesar de que todo su equipo, familiares y el médico le pedían que pare, Nadal no iba a irse de WImbledon sin dar una batalla: "Voy a esperar", le respondió al doctor, se levantó de su asiento y buscó una raqueta nueva para encarar el cuarto set. Cuando se posicionó para abrir la cuarta manga del partido, todo el estadio entró en erupción para apoyar a quien salió campeón en tres ocasiones sobre el césped londinense.

Luego de esa visita del médico, el español hizo lo que, hasta después del tercer set, parecía improbable. Sí, improbable, porque todos los presentes y los que vieron el partido por televisión sabían que nada es imposible si se trata de Rafael Nadal: el manacorí se repuso, se llevó el cuarto set y estiró el partido ante un gran Fritz hasta la quinta y definitiva manga.

Allí, Nadal se sobrepuso a su dolor y Fritz dejó todo, incluso revolcándose en algunos puntos del Super Tie Break lo que terminó siendo victoria y pase a las semifinales de Wimbledon por tercera vez consecutiva para el español. Luego del partido, el nacido en Manacor habló sobre los gestos que recibió desde su box: "Ha sido un partido muy emocional, una victoria importante. Me dijeron que necesitaba retirarme. Yo lo intenté. Para mí, era duro retirarme en mitad del partido. Nada fácil, aunque tuviera la idea por un tiempo. Por otro lado, lo hice un par de veces en mi carrera tenística. Es algo que odio hacer, así que sigo intentándolo". 

Con la felicidad de haber vencido al dolor y a Fritz, Nadal dijo que su futuro en el torneo será problema para el Rafa de mañana: "Ha sido un importante aumento del dolor y limitación. He acabado ganando el partido, veremos lo que pasa mañana", reflexionó el imbatible tenista español. Ahora estoy preocupado, pero es parte del negocio pero el nivel de tenis, si quitamos los problemas, es magnífico", dijo el español, que enfrentará este viernes a Nick Kyrgios, si su cuerpo se lo permite.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?