El palazo de Battaglia a Riquelme y el Consejo de Boca tras la eliminación: "Hay cuestiones que..."

El palazo de Battaglia a Riquelme y el Consejo de Boca tras la eliminación: "Hay cuestiones que..."

Sin titubear, el DT xeneize fue durísimo con el vicepresidente del club y su grupo de consejeros por la falta de refuerzos y la salida de Salvio. Video.

Redacción MDZ Online

Por el tenor de sus declaraciones post eliminación, pareció que los mensajes de Sebastián Battaglia a Juan Román Riquelme y el Consejo de Fútbol de Boca habían comenzado un rato antes de la conferencia de prensa. Más precisamente en la cancha, mientras su equipo se mostraba sin ideas para ir a buscar el gol que lo clasificara a los cuartos de final de la Copa Libertadores. Es la única manera de entender por qué el DT xeneize hizo un solo cambio, a 9 minutos del final y para poner un volante en lugar de un delantero.

Esa placa que levantó el cuarto árbitro para hacer ingresar a Juan Ramírez en lugar del Changuito Zeballos fue para Battaglia la manera más clara de decirle al vicepresidente de Boca que sentía que en el banco de suplentes no tenía ninguna carta ganadora para ir a buscar la victoria. No le pareció Aaron Molinas una opción para darle juego a un equipo que no lo tenía. Tampoco sintió que era interesante poner a Luis Vázquez para tratar de conectar alguno de los 45 centros que tiró Boca a la cabeza de un Benedetto que no conectó ni uno.

“Uno trata de hacer lo mejor con el plantel que tiene, los muchachos hicieron un gran esfuerzo, hoy merecimos y no pasamos, son cosas que tiene el fútbol y hay que saber entender. En la serie el equipo fue superior”, lanzó de entrada Battaglia en una sala de prensa en la que el aire se podía cortar con un cuchillo.

Hasta que llegó la pregunta que paró de pecho y mandó directo al palco que ocupó Riquelme: "¿Sentís que tal vez a Boca le faltó ser un poco más agresivo en el mercado de pases para llegar de otra manera con un recambio de jerarquía?", le consultó Ezequiel Sosa. Y Battaglia, sin titubear, respondió: “Sí, seguramente. Pero bueno, como dije hay cuestiones que uno plantea, y a partir de ahí deberían resolverse en el tiempo que se tienen resolverse y no se resolvieron. Es más, se han ido muchachos que son importantes, o que eran importantes, pero son situaciones que no las manejo yo”.

Palabras más, palabras menos, una vez afuera de la máxima competencia continental, Battaglia puso (tarde) el grito en el cielo por la ida del Toto Salvio y por la falta de refuerzos para encarar el segundo semestre, algo que, como rápidamente trascendió, cayó muy mal en Riquelme y el Consejo integrado por Bermúdez, Cascini, Delgado y Serna.

Una declaración del máximo ganador en la historia del club que, sin exagerar, apuntó directamente a la gestión del plantel del máximo ídolo del club.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?