Insólito: en Liverpool festejaron un gol fantasma del Aston Villa ante el City y pensaron que eran campeones

Insólito: en Liverpool festejaron un gol fantasma del Aston Villa ante el City y pensaron que eran campeones

La definición apasionante de la Premier League dejó un momento extraño en el que los hinchas Reds gritaron un tanto de los Villanos que le habría dado el título pero hubo un problema: el tanto no existió.

Redacción MDZ Online

La Premier League es la mejor liga del mundo y este domingo lo ratificó con una definición de campeonato increíble que llegó hasta el final de los partidos de Manchester City y Liverpool. Los sky-blues empezaron perdiendo por 0-2 contra el Aston Villa mientras los Reds igualaban 1 a 1 versus el Wolverhampton y un gol les alcanzaba para alzar un nuevo título. Sin embargo, el tanto de la victoria llegó cuando el equipo de Pep Guardiola había remontado su encuentro pero en Anfield pensaron que eran campeones de Inglaterra por algunos segundos.

Mo Salah convirtió el segundo gol que le daba la victoria al Liverpool pero no era suficiente porque el Manchester City ya había dado vuelta el resultado contra el Aston Villa con dos goles de Ilkay Gundogan. Inmediatamente después del tanto del egipcio, las tribunas de Anfield fueron el escenario de un momento insólito: los fanáticos de los Reds pensaron que eran campeones por un gol del Aston Villa que nunca sucedió.

Los hinchas del Liverpool le prendieron una vela a Steven Gerrard, leyenda del club, y Philippe Coutinho, exjugador muy querido por Anfield que encima había metido el segundo gol del Aston Villa ante el City. Al momento de convertir el tan buscado segundo gol ante los Wolves, los de Guardiola habían pasado a ganar 3 a 2 su partido pero los fanáticos del equipo rojo gritaron un empate de los Villanos que les habría dado el título. Desgraciadamente para ellos, el tanto tuvo un detalle insoslayable: nunca sucedió.

Si, todo Anfield enloqueció con un gol fantasma del Aston Villa que valía una Premier League para el Liverpool. Incluso Jurgen Klopp se abrazó con Thiago Alcántara en la confusión de ver a los hinchas que estaban como locos, ya que todo estaba saliendo de forma perfecta para ellos. Sin embargo, el Manchester City finalmente ganó y se llevó el campeonato.

No se confirmó si la confusión llegó por una broma, una notificación de gol equivocada por parte de alguna app de resultados en vivo o un comentario erróneo de un relator partidario del Liverpool. Lo que sí es seguro es que los Reds se perdieron la segunda Premier League de su historia por apenas un punto pero todavía les queda la porción más importante de la torta: la final de la Champions League ante el Real Madrid en París.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?