La fuerte reflexión de Rafael Nadal a días de ganar el Abierto de Australia

La fuerte reflexión de Rafael Nadal a días de ganar el Abierto de Australia

El tenista español participó en un coloquio emitido por Youtube y organizado por Cantabria Labs, bajo el título 'Lo importante, la salud', se refirió a varios temas y expresó que "nunca es un fracaso cuando uno se esfuerza en conseguir un objetivo".

MDZ Deportes

MDZ Deportes

A días de consagrarse en el Abierto de Australia, Rafael Nadal instó a "convivir con la imperfección de las cosas" para aceptar mejor los errores y los aciertos y defendió que "nunca es un fracaso cuando uno se esfuerza en conseguir un objetivo".

Lo dijo durante un coloquio emitido por Youtube y organizado por Cantabria Labs, bajo el título 'Lo importante, la salud', junto a su médico, Ángel Ruiz-Cotorro, al dermatólogo Álvaro González Cantero, al cirujano Mario Alonso y al jefe de Medicina Interna del hospital Príncipe de Asturias, Melchor Álvarez.

Durante casi una hora, el español y el resto de participantes compartieron impresiones relativas a la salud, pero también sobre otros asuntos como el éxito o el esfuerzo. A juicio del tenista balear, un objetivo que no se cumple "no es un fracaso". "No me gusta la palabra fracaso, eso es no intentarlo", subrayó.

Tampoco cree "que la perfección dé un rendimiento mejor". "Hay intangibles que uno también necesita para alcanzar la tranquilidad y la felicidad para competir y afrontar lo que toque", señaló. Y destacó que "una de las claves" de que siga jugando al tenis es que "normalmente" ha "tolerado tanto el éxito como el fracaso de una manera similar".

"Los deportistas, antes que nada, somos personas normales y corrientes. Hay mañanas en las que cuesta más ir a trabajar. La gente que triunfa y que tiene una continuidad en el éxito es porque tiene la actitud necesaria", sostuvo. Nadal afirmó que "no todos los días se puede dar lo máximo, pero si el cuerpo permite dar el 60 por ciento, hay que dar el 60 por ciento".

En su opinión, el "riesgo real es la forma en la que se toleran los momentos malos". Además, resaltó que "es importante tener la humildad interna real para aceptar que las cosas no siempre van a ir bien. A partir de ahí uno tolera mejor los momentos malos y encara mejor el futuro", cerró.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?