Vóley: Rusia venció a Brasil, está en la final de los Juegos Olímpicos y espera por Argentina o Francia

Vóley: Rusia venció a Brasil, está en la final de los Juegos Olímpicos y espera por Argentina o Francia

Luego de perder el primer set, la Selección de vóley masculino de Rusia se repuso y terminó venciendo a Brasil por 3 a 1 para meterse en la gran final de los Juegos Olímpicos, donde espera por el ganador de Argentina-Francia.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La Selección brasileña de vóley se quedó sin final olímpica por primera vez desde el año 2004 tras caer este jueves por 1-3 (25-18, 21-25, 24-26 y 23-25) ante Rusia en las semifinales de los Juegos de Tokio. Una derrota que frenó la formidable racha del conjunto sudamericano, campeón hace cinco años en Río, que no faltaba a una final desde los Juegos de Atenas 2004.

Y es que este jueves Brasil se encontró enfrente a un equipo ruso imparable, que ya había mandado un serio aviso a los de Renan Dal Zotto, tras imponerse por 3-0 en la primera fase del torneo.

Una clara derrota de la que el conjunto brasileño, tres veces campeón olímpico, pareció haber aprendido, tal y como demostró en un primer set, en el que logró contener a los rematadores rusos. En especial a Maxim Mikhaylov, que había martirizado a los brasileños en el partido de la ronda inicial, y que apenas pudo contabilizar dos puntos en el primer período.

Todo lo contrario que los brasileños Lucarelli y Leal, que se desquitaron de su gris encuentro anterior con los rusos, con una exhibición de potencia y colocación en cada uno de sus remates.

Pero si alguien no estaba dispuesto a volver a caer ante Rusia era el enmascarado Lucas, uno de los pocos atletas que compite en estos Juegos con la mascarilla puesta, que se hizo el dueño de la red con sus poderos bloqueos. Por eso a nadie le extrañó que el equipo brasileño adquiriese rápidamente una renta de cuatro puntos (16-12), que ya no dejó de crecer como reflejó el 25-28 con el que se cerró la primera manga.

Un resultado que pareció despertar definitivamente a Mikhaylov, que disparó su rendimiento en el segundo parcial, en el que triplicó sus cifras de acierto. Con Maxim Mikhaylov en ebullición poco pudo hacer el equipo brasileño para impedir que el segundo set se decantase a favor de Rusia por 21-25.

En el tercer set, cuando todo parecía encarrilado para Brasil, surgió la figura de Ivan Iakolev, que con sus remates y blocajes permitió a Rusia no sólo aferrarse al partido sino dar por completo la vuelta al marcador (23-24), gracias a un demoledor parcial de 3-12.

Inesperado golpe del que no fue capaz de reaccionar Brasil, que no sólo cedió el tercer parcial (24-26), sino que pronto se vio con una desventaja tres puntos (15-18) en el cuarto y a la postre definitivo período. Un peligroso marcador que hizo sacar a Brasil la casta de campeón para igualar (19-19) un set, en el que a los jugadores rusos pareció comenzar a pesarles en exceso la responsabilidad.

Nervios que se encargó de disipar, cómo no, Maxim Mikhaylov, que cerró la contienda con 22 puntos, con un nuevo formidable remate que concedió dos pelotas de partido (22-24) al conjunto ruso.

No supo Rusia cerrar la contienda a la primera, pero sí a la segunda con un remate de Egor Kliuka, otros de los grandes protagonistas del partido, que estableció el definitivo 23-25 que otorgó el triunfo (1-3) a los europeos.

Una victoria que terminó con la formidable racha de Brasil, que tras pelear durante cuatro Juegos consecutivos por el oro, en Tokio deberá conformarse con luchar por el bronce con el perdedor de la semifinal que enfrentará este jueves a Argentina y Francia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?