Papu Gómez reveló el día que el DT del Atalanta le quiso pegar y cómo Messi lo hizo llorar

Papu Gómez reveló el día que el DT del Atalanta le quiso pegar y cómo Messi lo hizo llorar

El futbolista del Sevilla de España y la Selección argentina dio a conocer el verdadero motivo de su repentina salida del Atalanta y, además, reveló el día que Messi lo hizo llorar como un niño.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Alejandro Gómez, el Papu, está viviendo un momento muy especial en su carrera ya que, por un lado, está dando sus primeros pasos en La Liga de España tras varios años en la Serie A italiana y, además, se ganó un lugar en la Selección argentina luego de mucho tiempo de esperar una citación que llegó a pensar que nunca se daría.

Tras 28 años de espera, la Selección se sacó la espina de volver a ganar un título y lo hizo nada menos que venciendo a Brasil en la final en el Maracaná, una final que lo marcó a fuego y en la cual, según reveló, Messi lo hizo llorar como un nene.

En diálogo con La Nación, el Papu contó que antes del partido Leo "empezó a hablar y la verdad, las palabras justas no me las acuerdo, porque enseguida yo ya estaba llorando. Dijo algo de los esfuerzos, de las familias… y se me caían las lágrimas como a un nene… Estábamos todos esperado esa final, los días y las horas previas no se nos pasaban más, teníamos la adrenalina a full, y Leo se puso a hablar, Fideo también…, y hoy no puedo reconstruir qué dijeron, solo me acuerdo que yo no paraba de llorar".

Además, el ex Arsenal reveló el verdadero motivo de su sorpresiva salida del Atalanta, club en el que dejó de jugar de un día para el otro siendo la principal figura del equipo y del cual se terminó yendo por la puerta de atrás.

El Papu la rompió toda en Atalanta y se fue por la puerta de atrás.

"Me tuve que ir del club. Me esperaba una disculpa del técnico que jamás llegó", comenzó contando sobre el cruce que tuvo con Gian Piero Gasperini que terminó siendo el detonante de su salida. "Yo me equivoqué en algo, lo asumo, porque en un partido de Champions contra un equipo de Dinamarca, el Midtjylland, lo desobedecí en una indicación táctica. Faltaban diez minutos para que termine el primer tiempo y me pidió que juegue por la derecha, mientras que yo estaba jugando muy bien por la izquierda. Y le dije que no. Imaginate, haberle respondido eso, en medio del partido, hoy, con las cámaras…, estuvo perfecto que se enojara. Ahí ya supe que en el entretiempo me iba a sacar, y así fue. Pero en el vestuario del entretiempo se sobrepasó, cruzó los límites e intentó agredirme físicamente".

"Ahí dije basta", asegura el Papu, quien relató que pidió una reunión con el presidente Antonio Percassi reconociendo su equivocación y ofreciendo sus disculpas, pero esperando también el mismo gesto del DT. "Le pedí disculpas al entrenador y a mis compañeros por lo que había pasado. Y no recibí ninguna disculpa del técnico. Entonces, ¿cómo había que entenderlo? ¿Lo que había hecho yo estaba mal y lo que había hecho él estaba bien?"

Gian Piero Gasperini, DT del Atalanta.

Luego de eso, Gómez le comunicó al presidente que no quería seguir en el club y este le respondió que no lo dejaría salir, por lo que lo colgaron y termino entrenándose solo con la reserva. "Después de 7 años me dejaron tirado, después de todo lo que le di al club. Se comportaron mal. Que el presidente no haya tenido los huevos de pedirle al técnico que simplemente me pidiera disculpas…, con eso se terminaba todo. Seguíamos los dos. Pero se comportaron muy mal conmigo. Porque eso no fue todo, ya que a partir de ahí me cerraron las puertas del fútbol italiano: no me querían dar a ninguno de los grandes de Italia porque decían que iban a reforzar a un rival directo. Sí llegaban ofertas de Arabia y de Estados Unidos y me querían mandar para ahí, siendo el mejor centrocampista de la Serie A. Raro, se estaban comportando mal. Gracias a Dios apareció el Sevilla, porque yo lo único que quería era seguir compitiendo en un gran nivel para poder estar en la Copa América. Esa era mi obsesión. Por eso esperé y esperé hasta el final, y por suerte apareció el Sevilla".

Finalmente, el Papu cree que el accionar del club "fue una cuestión económica. Ellos saben que Gasperini es uno de los mejores entrenadores de Europa, saben que su trabajo pone en valor al plantel y les hace vender jugadores. Fue un tema económico, y está perfecto; prefirieron seguir con él porque saben que le hace ganar mucho dinero al club. Prefirieron eso".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?