Cómo Mohammed Salah cambió su físico por completo y es sensación

Cómo Mohammed Salah cambió su físico por completo y es sensación

El delantero ha tenido un gran cambio en su estado físico y lo está haciendo notar con su buen nivel en esta temporada. Mirá cuál fue su secreto para lograrlo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Mohammed Salah está atravesando por el mejor momento de su carrera y, pese a que desde la llegada de Jürgen Klopp al Liverpool el delantero se potenció con la forma de jugar del entrenador alemán, el egipcio tuvo una gran transformación en su estado físico que lo llevó a lograr el nivel que tiene hoy en día.

Además de realizar el entrenamiento necesario y cumplir con la dieta que le imponen los Reds, el delantero incorporó diferentes disciplinas que son complementarias a lo que realiza en el club. "La nutrición es muy importante, es parte del juego. Me ha ayudado con mi recuperación, me ha permitido dormir mejor y ayudó a que mi cuerpo se adapte rápidamente", expresó Salah en diálogo con CNN.

"Mi nutricionista dice que como no tengo grasa en el cuerpo, puedo comer lo que quiera. Tampoco bebo, así que está bien", agregó el jugador del Liverpoool, quien en su día a día sigue de manera ordenada un menú para poder estar al máximo nivel.

En el desayuno come Parathas –un pan plano hinchado- y lo acompaña con un vado de leche. En caso de quedarse con hambre, Salah suma un plato de frutas de estación.

En tanto, para el almuerzo, el futbolista de 29 años ingiere calorías como lentejas, verduras y carne, su preferida es el pollo. Asimismo, al terminar de comer se toma una taza de yogurt.

En cuanto a la última comida, el egipcio cena sopa, ensalada y verduras asadas, las mismas las acompaña con una bebida sin azúcar que suele ser un vaso de jugo de fruta fresca.

Sin embargo, cuando puede realiza ciertos permitidos. Uno de ellos es la pizza, que es su comida preferida, y el otro es una comida especial de Egipto llamada Kushari, que está hecha de arroz, macarrones y lentejas y cubierta con tomates, garbanzos y cebollas condimentadas. “Cuando vuelvo a Egipto, llamo a mi amigo del aeropuerto para comprar kushari para que comamos en el coche. Me pongo la sudadera con capucha, me meto en el coche y me lo como enseguida”, había contado en otra ocasión.

Además de su estricta dieta, el delantero también le dedica bastante tiempo a entrenarse de manera diferente. Según indicó el diario británico The Sun, al jugador le gusta levantarse temprano y hacer un entrenamiento con pesas o su peso corporal. Además, le suma sesiones de yoga, natación y ejercicios de estiramiento.

Por otro lado y en base a su religión musulmana, Mohammed también atraviesa por el Radamán, un período de 30 días en el que se ayuna y no se realizan otras actividades desde que sale el sol hasta que se pone.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?