River ganó un durísimo partido y se afirma como líder del campeonato

River ganó un durísimo partido y se afirma como líder del campeonato

El equipo de Marcelo Gallardo, que debió armar un rompecabezas debido a la cantidad de bajas, venció a Banfield por 1 a 0 y sumó tres puntos fundamentales. El único gol del partido lo marcó Gustavo Canto en contra.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

River Plate, con distintas bajas por lesionados y convocatorias a seleccionados en fecha FIFA, alcanzó esta tarde una ajustada victoria como visitante sobre Banfield, por 1-0, en uno de los encuentros adelantados de la decimoquinta fecha del torneo de la Liga Profesional de fútbol.

A sabiendas de que las ausencias podía complicarlo, River asumió el partido de otra manera: dejó el protagonismo de otras jornadas para calzarse el traje de equipo utilitario, que trató de sacarle provecho a sus aproximaciones a la valla adversaria. Luego de un arranque a todo ritmo, con dos equipos jugados a buscar el desnivel, el elenco de Núñez se mostró más punzante, con un Girotti gravitante y un Agustín Palavecino que intentó tomar contacto asiduo con el balón.

A los 17m. se produjo la acción que definió el cotejo: un remate de Palavecino fue contenido a medias por Altamirano, quien dio un rebote largo que aprovechó el rubio Girotti para abrirse y, con una gambeta, desairar al golero. El disparo del delantero corría paralelo al arco, pero el apuro de Canto terminó enviando el balón a la red y se erigió en el único festejo de la tarde.

Después del tanto, River justificó la diferencia, no sólo otorgándole mayor fluidez al traslado sino cortando los eventuales circuitos que podía diseñar el ‘Taladro’, que no contó con Jesús Dátolo, lesionado. Con el ingreso del colombiano Cuero, el equipo local buscó darle mayor profundidad a sus avances.

Precisamente, el colombiano envió un centro desde derecha al que no llegó bien pisado el juvenil Cruz y que le permitió al guardavallas visitante quedarse con el balón. En el segundo período, las acciones se tornaron algo más friccionadas e imprecisas. River eligió recostarse más atrás, cederle a Banfield la posesión de la pelota.

Pero ese contexto terminó perjudicando al local que cargó con tozudez pero poco ingenio. El equipo de Gallardo, cansado por el despliegue físico, empezó a recurrir cada vez con mayor asiduidad a la infracción táctica para sostener un resultado que le permitió consolidarse en lo más alto, aun cuando no tuvo el brillo de otros partidos.

Con este éxito, el elenco ‘millonario’ llegó a las 33 unidades en la clasificación (incrementó a 10 la cantidad de partidos sin derrotas) y aventaja provisoriamente por cuatro a Talleres de Córdoba, que el lunes se medirá con Atlético Tucumán.

Los datos del partido

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?