La curiosa confesión de Carlos Sainz sobre Ferrari que hizo reír a todos en la Fórmula 1

La curiosa confesión de Carlos Sainz sobre Ferrari que hizo reír a todos en la Fórmula 1

Mientras la Fórmula 1 reúne más tensiones que nunca por la definición del Mundial, Carlos Sainz hizo una curiosa confesión sobre su contrato con Ferrari que hizo reír a todos.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

En pijama, a las ocho de la mañana y recién levantado: así firmó Carlos Sainz su contrato con la escudería Ferrari, según lo confesó él mismo. "Habíamos pasado todo el confinamiento junto con la familia, y de repente un día me despierto alrededor de las 8 de la mañana y todavía estaba en pijama, entro en esta sala y veo que mi padre está listo, con un bolígrafo. Y me dice: 'Tienes que firmar aquí: es el contrato con Ferrari. Y está hecho si lo firmas", recordó el piloto de Fórmula 1 en diálogo con Motor Sport.

Charles Leclerc y Carlos Sainz, los pilotos de Ferrari.

"Así que lo firmé en pijama a las 8 de la mañana, ¡justo después de despertarme! Era en plan 'Bien, está bien, buenos días también a ti", bromeó el piloto. Previamente todas las negociaciones se habían llevado a cabo por videollamada o por teléfono, "lo que hizo que todo fuera un poco más complicado", aseguró.

"Es una situación extraña porque un día te despiertas diciendo: 'Está bien, voy a ser piloto de Ferrari'. ¿Y cómo se siente? Simplemente tienes que seguir siendo el mismo Carlos. Seguir siendo el mismo tipo. Seguir siendo el mismo piloto, con la misma pasión, con el mismo talento, haciendo el trabajo", sentenció Sainz.

La sorpresa de Sainz por el comportamiento de los italianos

Sainz confesó su sorpresa ante el comportamiento de los italianos que son "súper apasionados y súper respetuosos de una manera que no esperaba". "Me refiero incluso a tocarte, o darte la mano, para ellos es algo súper especial. Realmente te respetan y te tienen en un pedestal por alguna razón, y es bastante impactante", explicó el piloto español.

"Se ponen muy nerviosos cuando estás cerca de ellos, y ese es un sentimiento que nunca antes había tenido como piloto: lo nerviosa que se pone la gente cuando estás cerca de ellos. Les doy un golpecito en la espalda y les digo, 'vamos, tengo 27 años, como tú, relájate y haz la foto'. Y a menudo les quito el teléfono para hacer la foto yo mismo", señaló sobre su relación con los aficionados.

"Hay una responsabilidad extra que no existe en otras escuderías", resumió y añadió que debe ser consciente de que compite "a la vez para Ferrari y para Italia".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?