La "guerra en la sombra" entre buques de Israel e Irán que se libra en el golfo de Omán

La "guerra en la sombra" entre buques de Israel e Irán que se libra en el golfo de Omán

¿Podría esta hostilidad en la región aumentar de forma peligrosa hasta convertirse en un conflicto abierto?

BBC News Mundo

Irán e Israel han estado enfrentados desde hace décadas: cada uno considera al otro una gran amenaza para su seguridad nacional y regional.

Pero en los últimos años ambos lados han estado involucrados en un conflicto de baja intensidad que ha sido calificado de "guerra en la sombra".

Esta comenzó por tierra y por aire, pero en los episodios más recientes el escenario ha sido el mar: varias embarcaciones han sido atacadas en el golfo de Omán y sus alrededores.

En uno de los hechos más recientes, el 29 de julio, el MV Mercer Street, un petrolero de tamaño mediano, navegaba sin carga frente a la costa desde Dar Es Salaam, en Tanzania, hacia el puerto de reabastecimiento de combustible de los Emiratos Árabes Unidos, el de Fujairah, en el golfo de Omán.

El barco, de bandera liberiana y propiedad japonesa, estaba operado por una empresa de propiedad israelí, Zodiac Maritime.

Ese día fue alcanzado por un dron cargado de explosivos.

Dos personas murieron: un guardia de seguridad rumano y otro británico.

Después de emitir una llamada de radio de emergencia, el petrolero fue escoltado al puerto por dos buques de guerra de la Armada de EE.UU.

Reino Unido e Irán convocaron a sus diplomáticos tras el ataque. Y tanto los británicos como Estados Unidos e Israel culparon a Irán del ataque, que calificaron de "ilegal".

Irán, por su parte, desestimó las acusaciones como infundadas.

Foto: REUTERS
El MV Mercer Street fue atacado cerca de la costa de Omán y dos personas a bordo murieron.

En otro hecho ocurrido en abril, se acusó a Israel de estar detrás de una misteriosa explosión en el casco de un barco de suministro militar iraní, el Saviz, en abril en el mar Rojo.

Estos son sólo dos de varios ataques que han ocurrido en meses recientes contra el transporte marítimo vinculado a Israel o Irán.

Y en todos los casos, ambos países se han responsabilizado mutuamente de los incidentes.

Todo esto forma parte de la "guerra en la sombra" entre Irán e Israel. Pero a pesar de los ataques y contraataques, ambos países, hasta ahora, se han mostrado cuidadosos para evitar un conflicto abierto.

"Es un peligroso juego de ojo por ojo que incluye asesinatos de científicos nucleares iraníes presuntamente llevados a cabo por Israel, en su intento de sabotear el programa de desarrollo nuclear de Irán", explica Frank Gardner, corresponsal de seguridad de la BBC.

Dos nuevos protagonistas

Los últimos eventos, sin embargo, ocurren en momentos en que hay dos nuevos protagonistas en esta guerra en la sombra.

Uno es el nuevo presidente de línea dura de Irán, Ebrahim Raisi, un cercano aliado del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, y conocido por su oposición a Israel, que ha calificado como "peligrosa amenaza".

El segundo es el nuevo primer ministro de Israel, Naftali Bennett, que ya ha demostrado que su posición es tan antiiraní como la de su predecesor, Benjamin Netanyahu.

Christoph Bluth, profesor de Relaciones Internacionales y Seguridad de la División de Estudios para la Paz y Desarrollo Internacional de la Universidad de Bradford, en Inglaterra, no cree que estos nuevos nombramientos hayan tenido, todavía, un impacto en esta guerra en la sombra.

"Es poco probable que el cambio de liderazgo haya producido hasta ahora un cambio importante en la política [de ambos países]", le explica el experto a BBC Mundo.

Más bien, dice el profesor Bluth, parecería que uno de los principales factores que actualmente impulsan esta guerra en la sombra son los esfuerzos del nuevo primer ministro israelí para convencer al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de no revivir el acuerdo nuclear con Irán.

"Este parece ser un factor motivador muy importante, ya que Israel ha estado aumentando los ataques contra embarcaciones iraníes como forma de escalar el conflicto, lo cual ha llevado a contraataques por parte de Irán", señala el académico.

Foto: EPA
Naftali Bennett ya ha demostrado su posición antiiraní.

En efecto, todos los nuevos incidentes de la guerra en la sombra entre Irán e Israel ocurren en momentos en que se llevan a cabo conversaciones en Viena, Austria, para tratar de revivir el acuerdo nuclear con Irán que reduciría el programa nuclear iraní a cambio del retiro de sanciones.

Y tal como explica Frank Gardner, tanto en Irán como en Israel, muchos se oponen a la reanudación de este acuerdo nuclear.

"Hay muchos en Irán que se oponen al acuerdo nuclear, que no creen en él y no quieren que tenga éxito. Y, de hecho, Israel tampoco está satisfecho con el acuerdo, que considera es demasiado indulgente con Irán. Pero tanto Estados Unidos como Reino Unido están presionando para revivir el tratado", señala el corresponsal de seguridad de la BBC.

Michael Stephens, analista de Medio Oriente del Royal United Services Institute (RUSI), un centro de estudios de Londres, cree que las acciones de Israel contra Irán son un intento deliberado para sabotear las negociaciones nucleares.

"Los israelíes están tratando unilateralmente de descarrilar el programa nuclear iraní de forma bastante arriesgada", le dice a la BBC.

"Primero porque estos esfuerzos israelíes podrían socavar la posición negociadora de Estados Unidos en momentos en que está tratando de revivir el acuerdo nuclear con Irán".

"Pero, en segundo lugar, los iraníes podrían empezar a contestar con ataques asimétricos contra intereses israelíes en todo el mundo. Israel ya ha demostrado que puede perturbar el programa [nuclear] iraní, pero ¿cuál va a ser el costo?", señala Michael Stephens.

Foto: EPA
Ebrahim Raisi (der) es muy cercano al ayatolá Jamenei.

En Irán también hay muchos que se oponen al acuerdo nuclear, como señala Frank Gardner.

"El nuevo presidente es alguien muy cercano al líder supremo, el ayatolá Jamenei, y a la Guardia Revolucionaria de Irán, y hay muchos en estos círculos que no quieren que haya una mejora en las relaciones con Occidente".

Pero aunque se está viviendo una situación delicada en la región, el profesor Christoph Bluth, de la Universidad de Bradford, no cree que la hostilidad entre Israel e Irán aumente de forma peligrosa.

"No creo necesariamente que eso ocurra, porque es probable que fracase el objetivo israelí de evitar que haya un resultado sustancial en las negociaciones nucleares e Israel no puede permitirse generar demasiado antagonismo contra el gobierno de Biden", le dice el experto a BBC Mundo.

Pero si continúan los incidentes marítimos, ¿podría esta guerra en la sombra convertirse en una confrontación abierta entre Israel e Irán con un impacto catastrófico no sólo para ambos países sino para toda la región?

"Existen riesgos serios, pero ambos lados son conscientes de los peligros de una escalada", señala el profesor Bluth.

"Ninguno de los lados puede permitirse una guerra sin cuartel, e Israel no puede confiar en que la administración Biden lo apoyará en cualquier cosa que no fuera un ataque no provocado".

"El gobierno de Biden ya ha lanzado ataques contra milicias iraníes en Siria, así que en el conflicto sirio, Estados Unidos e Israel están juntos. Pero en este conflicto marítimo en la sombra, Israel se arriesga a quedarse solo", agrega el experto.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?