"Te vamos a quemar viva": graves amenazas a pacientes en Godoy Cruz

"Te vamos a quemar viva": graves amenazas a pacientes en Godoy Cruz

Una familia con casos positivos de coronavirus comenzó a recibir amenazas de muerte luego de que se conocieran los contagios. Las víctimas ya hicieron la denuncia ante el Ministerio Público Fiscal, pero el incidente revela la discriminación que sufren los enfermos en plena pandemia.

Facundo García

Facundo García

La mujer está internada en el Hospital Lencinas. Y permanece aislada, porque tiene coronavirus. De hecho, una de sus pocas ventanas hacia el mundo es su teléfono celular. Sin embargo en los últimos días esa ventana le mostró un panorama inquietante. Le llegan, a cualquier hora, mensajes con insultos y amenazas, lo que se suma a extrañas llamadas y al escrache en las redes sociales.

—Te vamos a quemar viva— leyó la señora noches atrás. Entonces decidió hacer la denuncia.

Tanto ella como su marido -que está en la Clínica Santa Clara- juran que se infectaron a pesar de cumplir las normas sanitarias, y que desde el momento en que tuvieron el diagnóstico se recluyeron para no propagar el virus. "Se contagiaron en una reunión familiar -explica M, una de las hijas- y nunca violaron la cuarentena".

"No sé cómo consiguieron su número y la empezaron a llamar de todas partes"

El caso revela la peligrosidad de la infección: durante varios días, la señora permaneció asintomática. Luego, al darse cuenta que había estado con una persona diagnosticada con Covid-19, llamó al Ministerio de Salud para solicitar indicaciones.Le dijeron que se quedara en su casa y ella obedeció. Eso fue un martes. Recién el viernes empezó a sentir los primeros síntomas.

Es decir que hubo varias jornadas en las que, si ella y su esposo no hubieran sido responsables, podrían haber seguido propagando la enfermedad. M, la hija, se enoja al repasar lo que vino luego.

"No sé cómo consiguieron su número y ahí la empezaron a llamar personas desconocidas. Eran tantas, que la doctora que la atendía le dijo en un momento que no podía seguir esa locura, y que no respondiera más", apunta la muchacha. Lo que siguió fue un linchamiento con los signos de la época:

"Sabemos dónde vive".

Amenaza de muerte

El viernes, cerca de la medianoche, los mensajes pasaron a otra categoría. "Ya sabemos dónde vive, la vamos a hacer cagar a usted y a su marido", decían los envíos de Whatsapp. Paralelamente, en algunos grupos de compraventa de Facebook se inició una pretendida campaña "preventiva" en la que se nombraba a la familia y se mencionaba su dirección.

El "escrache" se viralizó en algunos grupos de Facebook.

Por eso se decidió concretar una denuncia en la fiscalía. Eso, sin embargo, no ha hecho que la preocupación se vaya. Los enfermos de la familia siguen internados y con miedo, amén de que -según se quejan algunos vecinos- el barrio todavía no ha sido desinfectado como debería y el ánimo está caldeado.

La denuncia ante el MPF.

Antecedentes

El disgusto en Godoy Cruz se relaciona con una tendencia que ya se hacía sentir en abril y que derivó en otra denuncia. Se trata de una anestesista de Buena Nueva (Guaymallén) que mientras estaba convaleciente por Covid-19 se enteró de que algunos vecinos pretendían prender fuego su casa.

"Es completamente injusto. Ni siquiera sabemos cuál fue el vector que me contagió a mí. Quiero decir que esto le podría haber pasado a cualquiera", contó en aquel momento la víctima en diálogo con MDZ.

La llamada "nueva normalidad" parece tener una característica nueva. Para que no se convierta en una distopía, hay que estar atentos siempre. De lo contrario aparecen impulsos destructivos que demoran cualquier recuperación.

Para comentarios y sugerencias, usted puede escribir a fgarcia@mdzol.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?