Denuncian que una abuela murió por falta de protocolos en un geriátrico de Ciudad

Denuncian que una abuela murió por falta de protocolos en un geriátrico de Ciudad

Familiares de una señora que estaba internada en una residencia para mayores de Ciudad denunciaron esta semana que la mujer había muerto a causa de la inoperancia de sus cuidadores. "Los protocolos bajan desde el Ministerio de Salud, pero no siempre se cumplen. Hace falta controlar mejor", afirman.

Facundo García

Facundo García

Gaspar (35) cuenta que desde abril estaba preocupado por su abuela y notaba que en el geriátrico la atendían "con el barbijo descolgado". "Lo más grave empezó en agosto, con la circulación comunitaria: estoy seguro de que el personal no cumplía con el régimen de los 14 días por 14 y otros aspectos del protocolo", acusa.

Se refiere a una residencia que está en la Quinta Sección de Ciudad. El hombre insiste: "había normas que venían desde el Ministerio de Salud. Pero se ve que aunque se comunicaban, había fallas en los controles, porque no se cumplían. Si se hubiera tenido más cuidado, se habrían salvado varias vidas", denuncia.

Gaspar asegura que en septiembre se detectaron los primeros casos de abuelos con coronavirus en el geriátrico. "Ellos no salen del lugar: la enfermedad había venido de afuera, es decir de la gente que trabajaba ahí y volvía a sus casas. No obstante, ¡se hisopó a los abuelos pero no al personal!".

"El médico nos dijo que la abuela era un caso positivo. Después borró el audio y dijo que había dado negativo"

Su tesis es que los empleados siguieron yendo y viniendo -quizá sin síntomas, o con síntomas leves-; y eso hizo que gran parte de la población de adentro se infectara. "Encima, el médico que trabaja ahí nos mandó un audio diciendo que nuestra abuela había dado positivo. Luego lo borró y nos informó que el resultado era negativo. Ahí comenzamos a sentir una enorme incertidumbre". 

"Cambié a mi padre de residencia y el pedido de pañales bajó a la mitad"

Aquí quizá sea útil hacer una breve pausa en el relato. Porque Jimena, otra de las personas que tuvo familiares en el sitio, contó a MDZ que desde hacía años veía algunas conductas que le llamaban la atención. "Yo tenía ahí a mi padre y lo terminé sacando. Sentí que lo trataban como una cosa. Es más: me acuerdo que cuando lo trasladamos a otro sitio, la cantidad de pañales para adultos que me pedían bajó a la mitad. Para mí, se habían estado quedando con pañales. Hasta eso, mirá vos". 

El fin

Gaspar dice que todo terminó de la peor manera. Cuando el 19 de septiembre finalmente se confirmó que su familiar tenía fiebre y problemas respiratorios, tuvo que salir corriendo a buscar una cama "y a ver, de última, dónde compraba de urgencia un condensador de oxígeno, porque le costaba mucho respirar".

El martes, Delta Añó, la abuela de Gaspar, falleció a causa del Covid-19 en el Sanatorio Fleming. Él y los suyos presentaron una queja formal ante las autoridades, relatando este caso y pidiendo que se actúe de acuerdo a la Ley. "La actitud, hasta ahora, ha sido muy receptiva", admitió el entrevistado.

Para aportes o comentarios, puede escribir a fgarcia@mdzol.com


 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?