Guerra en Medio Oriente

Por qué el ataque de Hamás es un duro golpe para el sector más radical del gobierno israelí

Una guerra sin fin y las razones políticas que hacen imposible un acuerdo de paz estancado desde hace más de 25 años.

Florencia Arbeleche
Florencia Arbeleche sábado, 7 de octubre de 2023 · 16:35 hs
Por qué el ataque de Hamás es un duro golpe para el sector más radical del gobierno israelí
Un manifestante palestino patea un bote de gas lacrimógeno durante enfrentamientos con las fuerzas israelíes Foto: Reuters/NA

Es imposible entender el sorpresivo ataque de Hamás sobre Israel solo con las imágenes y los análisis de hoy. Es un conflicto que tiene su origen en 1948 y cuyo proceso de paz está paralizado desde hace más de 25 años. La magnitud de lo que ocurre este sábado es comparable a la guerra del Kippur, en 1973, solo que esta vez se trata de la guerra del Sucot o "Fiesta de las cabañas", la festividad judía - una de las más importantes del calendario de esa comunidad - que finalizó este viernes 6 de octubre.

El asalto tomó por sorpresa al gobierno de Benjamin Netanyahu y parece haber dejado al descubierto cierta permeabilidad de la seguridad en la Franja de Gaza, la zona donde los grupos palestinos radicalizados entraron esta mañana tomando como rehenes a civiles y militares israelíes.

En este sentido, Said Chaya, analista internacional y coordinador del Núcleo de Estudios de Medio Oriente de la Universidad Austral explica que "la brecha de seguridad de Israel ha sido un golpe duro para un sector político que la usa como prédica de su buen gobierno". Y agrega: "Netanyahu debe mostrar firmeza en la respuesta empleada para retener a los legisladores de su alianza y el respaldo de sus electores”.

Sobre las perspectivas de un acuerdo de paz entre ambos gobiernos, Chaya sostiene que existe una creencia muy difundida de que los Acuerdos de Abraham -que promovieron la normalización de las relaciones entre Israel y algunos países árabes- traerían la ansiada paz regional. "No es posible un acuerdo estable con Israel que no incluya a los palestinos. Puede traer, por supuesto, beneficios económicos, pero no la expectativa israelí de vivir bajo fronteras seguras”, asegura el especialista.

“Aunque una guerra es una tragedia, es un escenario en el que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se mueve con mayor comodidad, en función de la coalición de extrema derecha que está liderando y que es hostil a cualquier acuerdo posible con los palestinos", añade.

La agenda política Palestina

El escenario político de Palestina juega un papel fundamental en la percepción de los analistas internacionales, que consideran que las declaraciones del presidente palestino Mahmoud Abbas son irrelevantes. "La ausencia de elecciones nacionales desde 2005, su avanzada edad (próximo a cumplir 88) y la falta de logros en su agenda política, especialmente la imposibilidad de lograr un acuerdo con Hamas para la administración conjunta de ambos territorios (Gaza y Cisjordania) y la situación de indefensión en la que pone a los civiles palestinos a su cargo frente a las agresiones del aparato de seguridad israelí minan su credibilidad como líder capaz de lograr la moderación de los grupos que realizaron los ataques”, dice el referente de la Universidad Austral.

Hasta el momento, y mientras cae la luz en la zona del conflicto y los ciudadanos se atrincheran en los refugios especialmente diseñados para resistir los ataques de misiles, se reportaron al menos 350 muertos en la Franja de Gaza y cerca de un centenar de rehenes a manos de combatientes de Hamas.

Uno de los cautivos es Noa, una joven que estaba de fiesta en el sur de Israel en un festival de música pacífica cuando los terroristas de Hamás la secuestraron y la arrastraron desde Israel a Gaza, una dramática escena que fue registrada en un video que este sábado daba la vuelta al mundo.

Noa, una de las rehenes de los terroristas de Hamas. Foto: X

El video del dramático momento en el que secuestran a la joven israelí

En este contexto de extrema tensión y dramatismo, el especialista advirtió sobre la posibilidad de que Hezbolá, ubicado en la frontera entre Líbano e Israel, también se involucre militarmente, lo que desataría una guerra regional de grandes proporciones y final incierto. "Aunque entre Hamas e Irán hay gran afinidad, no es posible afirmar que Teherán estaría al tanto de esta situación. Sin embargo, el alineamiento entre la milicia libanesa y el gobierno iraní es una sólida alianza que lleva cuatro décadas", dice.

"Si, finalmente, Hezbolá se involucra, no habrá manera de exculpar a Irán de ello. El escenario no es favorable para Irán, mucho menos en un contexto de crisis económica y de represión política, cuestión que ha sido puesta de manifiesto con el reciente Premio Nobel de la Paz a Narges Mohammadi”, cerró Chaya. 

Archivado en