Índices de pobreza e indigencia: ¿hacia dónde vamos?

Índices de pobreza e indigencia: ¿hacia dónde vamos?

Leopoldo Tornarolli, investigador de CEDLAS, habló en MDZ Radio y analizó los datos informados por el Indec y la realidad futura que nos espera.

MDZ Radio

MDZ Radio

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) anunció que la pobreza llegó al 36,5% y alcanzó a 17,3 millones de argentinos en el primer semestre de 2022. El nivel de indigencia fue del 8,8% en los primeros seis meses del año. Ante esta información, MDZ Radio conversó con Leopoldo Tornarolli, investigador del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (CEDLAS) sobre lo que se puede esperar a futuro teniendo en cuenta dicha realidad social. 

“Se mantuvieron estables los valores de indigencia y de pobreza, se podría decir que no son distintos a los que estaban, marcan el quiebre de una tendencia, que si bien no se ve en los números de ayer, porque son indistinguibles con respecto al número del año pasado si uno hace la apertura por lo que ocurrió dentro del primer semestre, lo que contiene es una baja de pobreza durante el primer trimestre y una suba de la misma durante el segundo trimestre. Lo más probable y dada la inflación que experimentamos en estos meses, es que sea más alta”, explicó. 

Ante el alto índice de pobreza, el especialista indicó: "Lo que ocurre en estas situaciones es que los hogares tienen que sustituir consumos más caros hacia aquellos que son más baratos. Lo que implica es una caída en la calidad de lo que consumen. Es lo más probable que esté ocurriendo. El número de indigencia es el mas preocupante". 

Pensando hacia futuro, Tornarolli dijo: "La tendencia se quebró luego del primer trimestre. La agudización de la inflación empeora la lucha de la pobreza, sería utópico pensar que se va a reducir, tanto por el efecto directo que tiene en el poder adquisitivo de los hogares, como en las perspectivas de crecimiento a futuro, con una economía tan inestable, es imposible que se crezca y que se genere empleo de calidad. Es muy pronto para arriesgar una economía de proyección, no sería extraño que en marzo del año viene, cuando conozcamos el número del semestre que viene, estemos en valores cercanos al 40% otra vez".

"En el tiempo, significa que la lucha contra el problema va a ser más difícil. Vivir, nacer y crecer en pobreza genera un deterioro en las capacidades futuras para salir de la situación. Es estar mal alimentado, con dietas desbalanceadas. Termina repercutiendo en la capacidad de recepción de conocimientos en el sistema educativo y hace que esos chicos se encuentren con menos herramientas para el futuro, esto se retroalimenta", detalló.  

Además el especialista remarcó que es imperativo que Argentina se embarque en una situación de salida. "Es necesario estabilizar y volver a crecer, definitivamente. Si seguimos con estos niveles de inflación durante el 2023 nos acerquemos a los niveles que teníamos en la pandemia. No se puede sostener esta situación inflacionaria mucho más, sin que esto tenga consecuencias sociales terribles".

Finalmente, en cuanto a la idea de planes sociales y ayudas para el especialista, “es una solución en términos de mitigar el impacto del problema y hacer que al menos en el muy corto plazo, esos hogares que terminan siendo beneficiarios no se encuentren en una situación peor. La solución cuando tenés 40% de pobreza, y muchos trabajadores que son pobres es que la economía crezca, y que se generen empleos de calidad.   Argentina no ha logrado tener consenso  para aplicar políticas de mediano y largo plazo. Se toman medidas que tienen efectos positivos a corto plazo y rentabilizan electoralmente en vez de tomar políticas que ayuden".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?