Rivalidad entre hermanos: los alcances del complejo de Caín

Rivalidad entre hermanos: los alcances del complejo de Caín

Gérard Haddad, ingeniero agrónomo, médico psiquiatra y psicoanalista tunecino se encontrará en la ciudad de Buenos Aires desde el martes 27 de septiembre hasta el 3 de octubre presentando su último libro: “El Complejo de Caín”.

Carlos Gustavo Motta

Carlos Gustavo Motta

Gérard Haddad y su libro “El Complejo de Caín” es publicado por Pontevedra ediciones. Haddad realizó sus estudios en Francia, lugar donde se desempeña como docente universitario en el Centro Rachi de París. Paciente de Jacques Lacan, registró su análisis con él en su libro “El día que Lacan me adoptó” (Letra Viva Ediciones).

¿Qué es el Complejo de Caín? ¿Por qué Gérard Haddad afirma que es un punto ciego en la teoría freudiana? En el prólogo del libro, escrito por José Luis Juresa, nos recuerda que Haddad menciona los avatares personales de la relación entre Sigmund Freud con su hermano Julius. En la rivalidad fraterna existe una opción sin salida que se resume en una frase: “O vos o yo” porque no hay más que único. Luego la dirección que imprime Haddad la despliega en dos ámbitos que reconoce en apariencia distintos. El de la necesaria e imprescindible revisión de la doctrina psicoanalítica y el diálogo, que también considera vital, entre musulmanes y judíos que se extiende más allá de esta oposición, al esclarecimiento de un acercamiento que en cierta medida, es el futuro del mundo.

No vemos esto acaso, en nuestra propia sociedad donde se intenta debatir en cada momento sobre el discurso del odio? Haddad reflexiona además sobre esta época que nos ha tocado vivir señalando que el mundo ha sido partido por un rayo “tales atributos
permiten calificar a la pandemia del covid de real, cuya característica es la de escapar a nuestro dominio”. ¿Y qué es lo real sino una emergencia que no da a aviso? Se puede acordar o no con Haddad pero él afirma que lo real azota rara vez. Los ejemplos que menciona del siglo XX son los campos de concentración, la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima y Nagasaki que tuvieron repercusiones en los cuerpos y almas que se prolongan hasta nuestros días. Incluye al covid-19 que dejará, no lo duden, marcas en cada uno de nosotros.

Sigmund Freud considerado el padre del psicoanálisis
Foto: Wikipedia

Lo que resulta así irrepresentable, ¿tiene alguna lectura que se prolongue a la práctica analítica y que el psicoanálisis se ocupe? ¿Se puede interpretar? ¿Se puede sencillamente explicar? Y en relación a este interrogante, Gérard Haddad recurre a su ex analista Jacques Lacan quien decía que lo rechazado del orden simbólico retorna en lo Real. Algo así como un búmeran, ¿podríamos pensar? Y lo ejemplifica con una de las medidas más sintomáticas que se han esgrimido para evitar la propagación en pandemia: el distanciamiento social. Algo que indudablemente repercutió en todos los lazos sociales. Nuestro lazo social indudablemente está perturbado: en la calle Florida, los llamados “arbolitos” venden dólares y figuritas del mundial!

No es sólo del discurso de la violencia que hay que ocuparse sino de la aparente sinrazón de las cosas. Para Haddad la violencia asesina y habita el corazón del hombre. El modelo freudiano que se propone en el ensayo del maestro vienés, en su Totem y Tabú, puede resultar insuficiente en el mundo actual. Piensa y reflexiona e invita a los lectores a aceptar este desafío que propone en este libro donde sostiene que si el Psicoanálisis debe mantenerse vivo es porque acepta replantear su doctrina en la subjetividad actual de la época. El Complejo de Caín es el paradigma que opera y actúa en los fenómenos grupales y es la fuente de la violencia humana. Es una consideración sobre la cuestión de la fraternidad, no como lugar de amor, sino como resorte de todos los conflictos.

Gérard Haddad e encontrará en la ciudad de Buenos Aires desde el martes 27 de septiembre hasta el 3 de octubre
Foto: Wikipedia

Guante que recoge el propio editor del libro, Edgardo Kaiwor cuando anhela que este libro (excelentemente editado) genere nuevas escrituras, nuevos encuentros, nuevos intercambios, alejados de las dogmas que cada una de las instituciones psicoanalíticas puedan aplicar. A lo mejor, ese deseo casi romántico de Edgardo no logre imponerse frente a las políticas institucionales establecidas que son propias desde el nacimiento del Psicoanálisis impulsadas incluso por el mismísimo Freud. Pero siempre es bueno encontrarse con pensamientos frescos, polémicos que tarde o temprano se suman a la tarea imposible de analizar, educar o gobernar.
Presentaciones de Gérard Haddad en Argentina:

  • Martes 27/8 20.30 hs. Asociación Psicoanalítica Argentina;
  • Miércoles 28/9 19 hs en Fundación Judaica;
  • Jueves 29/9 19 hs en el ECU de Rosario (UNR);
  • Viernes 30/9 19 hs en el Museo del Libro y de la Lengua;
  • Sábado 1/10 11hs. Facultad de Psicología UBA (Sede Independencia);
  • Lunes 3/10 18.30 en DAIN Usina Cultural.

* Carlos-Gustavo Motta es psicoanalista y cineasta

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?