¿Por qué es importante poner límites en la pareja?

¿Por qué es importante poner límites en la pareja?

MDZ Radio dialogó con la psicóloga Noelia Centeno sobre lo importante que son los límites en la pareja y dijo que "el límite positivo radica en identificar y decirle al otro lo que no me gusta".

MDZ Radio

MDZ Radio

La psicóloga Noelia Centeno conversó con MDZ Radio sobre por qué es importante poner límites en la pareja y lo relevante que es autoconocerse para hacerlo.

“Todo ser humano tiene un espacio personal, un límite es un contorno, una línea que une lo interior con lo exterior, donde tenemos reglas propias, que incluyen a las cosas que no queremos y que sí, lo que nos enoja o no toleramos. El límite como forma de vivir es “sí, pero hasta acá”. El problema está en que hay gente que traspasa el límite. En la pareja se educa al otro también para que esto no suceda”, remarcó Centeno. 

El problema para la especialista radica en que generalmente el límite se asocia con el castigo, “porque entonces castigamos a través del límite y en realidad el límite es el contorno. No se trata del límite penalidad, el límite manipulación, el límite venganza, el límite castigo. El límite positivo es “mira esto no me gusta la verdad y me genera como enojo, por favor no lo hagas”. 

¿Qué sucede en el otro cuando ponemos un límite? “Muchas veces el otro lo toma como un rechazo. La mayoría de la gente no acepta el "no" y suele pensar que si insiste quizás pueda lograr un “sí”, pero en esa insistencia haces un forcejeo de traspasar a un espacio que te están diciendo que no. En ese forcejeo se produce mucho desgaste en las relaciones. La mayoría de la gente se sienta y cuando empezás a indagar un poquito más en el consultorio dicen "Es que yo no sé poner límites”. La mayoría tiene la percepción que no sabe poner límites. Pero también no estamos acostumbrados a que si los ponemos, debemos mantener una conducta de respeto de nuestro propio límite. Tenemos miedo al rechazo, tenemos miedo a que el otro se enoje”, contó la psicóloga. 

Saber poner límites para la especialista está vinculado a un mínimo de autoconocimiento, y un reconocimiento de cuáles son mis espacios personales y sostener el "no" sin el enojo. “El otro va a intentar por lo general romper el límite. Va a volver a hacerlo, no importa decírselo 20 veces, decilo sin enojarte”. 

Identificar nuestros límites es sumamente importante para Centeno ya que solo nosotros los podemos establecer: “El otro no sabe cuáles son tus necesidades. Para eso el ser humano tiene la palabra o la forma de comunicación para decir “sí” o “no”, lo que pasa que empieza la amenaza después del límite. “Mirá, la verdad que si lo volvés a hacer, yo no sé si voy a seguir en pareja”. Ahí es donde se mezclan los límites, el límite borroso del límite con la amenaza. El límite bien puesto te permite esa construcción más libre. Si esto a esta persona le molesta, puedo pensar en no volverlo hacer. Es un desafío mejorar, no atravesar ese límite que el otro me está pidiendo”.

Finalmente la especialista volvió a remarcar: “ Yo creo mucho en los límites del “sí, pero hasta acá sí puedo hacer esto”, y delimitar hasta dónde una situación o actitud no me incomoda o me es suficiente. Es más fácil que el otro acepte un “sí, pero hasta acá” y que decida de última, si no le interesa, que todo el tiempo decir que no. Creo que si alguien nos marca con mucho amor y mucho respeto algo que no desea, está bueno respirar, entender y tratar de que el desafío es no constantemente intentar forzar ese límite porque eso desgasta las relaciones”. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?