Una argentina cuenta lo fácil que es conseguir trabajo en Australia

Una argentina cuenta lo fácil que es conseguir trabajo en Australia

Mientras en la Argentina se debate qué hacer con los planes sociales, otros países muestran una realidad muy diferente. En Australia sobra el empleo. Una joven cordobesa cuenta su experiencia en primera persona.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

“Australia es un lugar donde vas a un hotel a pasar una noche y te ofrecen quedarte trabajando por 1.800 dólares a la semana", cuenta una argentina que llegó hace un tiempo a ese país de Oceanía.

Agustina es cordobesa y, desde hace tres años, está viajando por el mundo. Ahora está establecida en ese país de Oceanía. Si bien ya recorrió otros lugares, está impactada por la oferta laboral de ese país.

Es impresionante la cantidad de trabajo que hay. Tanto para los que tienen título como para los que no. A cualquier lugar que vayas te ofrecen empleo”, contó a MDZ mientras se trasladaba en auto a su nuevo trabajo en Queensland.

Desde hace un tiempo está trabajando en granjas solares. “Nunca me imaginé que iba a estar haciendo lo que hago. Manejo herramientas, moladoras,  corto metales. De todo. El proyecto en el que estaba ya se terminó y empiezo en uno nuevo” explica.

Después de una capacitación, se dedica a colocar las estructuras donde van montados los paneles para almacenar la energía solar. “Elegí esta actividad porque pagan muy bien. Trabajamos tres semanas seguidas y después tenemos una semana de descanso que aprovecho para conocer”, contó. Pero la anécdota del hotel es el ejemplo que más remarca para mostrar lo que sucede en ese país.

“En todos lados hay oferta de trabajo. Entrás a un bar o a un negocio, te ponés a hablar y te ofrecen trabajo. En el hotel, preguntamos si tenía una habitación, nos pusimos a charlar  y el dueño me dijo si quería trabajar porque él ya no daba abasto de tener que hacer todo porque no consigue empleados. No me quedé porque en lo que estoy haciendo gano más y me permite ahorrar. Mi idea es ir al Mundial de Qatar. Ya tengo los pasajes y algunas entradas para ver a la Argentina. Me faltan comprar el resto para ver la final”, agregó Agustina.

Con 27 años, un título de corredora inmobiliaria y un alma aventurera, Agustina se fue de la Argentina por ese deseo a viajar. “Lo mío fue arriesgado. Empecé por Nueva Zelanda porque ahí no exigen saber inglés y yo no hablaba. Ahora voy aprendiendo. En Australia, si sos argentino, te piden manejar el inglés para darte la visa. Te hacen rendir un examen, pero yo entré con el pasaporte italiano. Yo no busco nada fijo porque me gusta tener tiempo para viajar, pero el que tiene una profesión y quiere algo más estable también consigue”, explicó.

En su experiencia en el exterior reconoce que descubrió algo importante: “Saliendo de la Argentina me di cuenta de que la plata no es lo más importante. No están obsesionados con el dinero. Obviamente, todo es plata, pero acá la plata la podés ganar y lo que ganás vale. Por eso no es un problema”

Cuenta que para trabajar en distintos rubros hay que ir aplicando a diferentes visas. El rubro de “hospitality” es muy demandado. Es el que tiene que ver con la atención al público, bares, restaurantes y demás para la que se necesita la visa RSA.

“En el rubro que estoy yo se necesita la visa White Card que es para trabajos relacionados a la construcción o minería. La solicitás, hacés un curso de un día y la obtenés”, señaló.

La forma de conseguir empleo, según su experiencia, puede ser de distintas maneras. Más allá de que en la mayoría de los comercios tienen carteles solicitando, el boca a boca es importante: “Vas conociendo gente y uno te cuenta que en tal lugar buscan personal o que en otro están pidiendo empleados. Depende lo que busca cada uno, se consigue rápido. Si se busca algo específico puede tomar más tiempo, pero normalmente en unos días estás trabajando”.

Otra forma es a través de apps especializadas en búsqueda laboral. “Te anotás y te salen las ofertas de trabajo que hay en la zona, qué es lo que buscan y cuánto pagan. La otra forma es anotarse en agencias de trabajo. Te cobran un porcentaje, pero también te consiguen rápido. De una forma o de otra, conseguir trabajo no es un problema”, completó Agustina.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?