La nueva vida de Juan Ameri a casi dos años del escándalo

La nueva vida de Juan Ameri a casi dos años del escándalo

El ex diputado por Salta debió cambiar drásticamente su vida tras el escándalo que lo involucró a él y su pareja durante una sesión de Diputados en 2020.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

En 2020, durante una sesión de Diputados en la que Juan Emilio Ameri participaba de forma virtual, se desató un escándalo a partir de su imagen besando los senos de su pareja mientras debía atender sus responsabilidades como funcionario.

A raíz de eso, la vida de Juan Ameri dio un vuelco y pasó de ocupar una banca en representación del pueblo salteño a estar dentro de la economía informal. Pasó de los trajes de sastrería y asesores oficiales a vivir en un monoblock de Lomas de Zamora.

Tras el escándalo, Ameri asumió su responsabilidad y no puso trabas para su salida del cargo.

El hecho que cambió su vida fue durante la sesión que trataba la Ley de Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad y, por sus actos, debió renunciar a la banca tras ser criticado por personajes de todo el espectro político argentino.

Cambiar palacios por la vida común

De las comodidades del mundo de los políticos a Camino Negro existe no solo una distancia física, sino también un abismo en el modus vivendi.

Para Ameri fue también un retorno a su infancia y adolescencia, volviendo al lugar donde se crió para acompañar a su madre tras el fallecimiento de su papá en diciembre.

Desde 2019 ocupaba el cargo de diputado nacional por Salta, pero sus fallas con respecto a las tareas lo alejaron de los privilegios y debió renunciar a la banca que ostentaba.

Ameri llegó a su banca tras trabajar durante años con Juan Manuel Urtubey y luego conformar el Frente de Todos en 2019.

Ya sin fueros, ni dietas, ni salarios privilegiados, Ameri se encuentra lejos de sus hijas y con ingresos muy disímiles a la vida de un funcionario. En un primer momento se sostuvo gracias a la importación de productos chinos, pero acusa que su peronismo no le permitió continuar. “Un amigo me propuso un negocio: importar productos desde China. Antes vivíamos de eso. Hasta que me di cuenta que soy peronista, no me hacía mucha gracia importar cosas”, sostuvo en diálogo con TN.

Ahora, tras entender que las importaciones no eran su espacio, Ameri se dedica a la venta de productos de camping. “Todos fabricantes argentinos. Bolsas de dormir, sillitas, mesitas, iglúes, borcegos, medias, carpas. Vivimos de eso”, contó.

La vuelta a Lomas de Zamora

Su retorno al barrio de la infancia se debe principalmente a que transita un cáncer de colon del que espera curarse y recuperarse, pero lo convocó a reestablecer la relación con su familia.

Ameri acusa que jamás sufrió el escrache público y que aún recibe saludos por la calle debido a su carrera como representante político. Cuenta que en Salta lo cuidaron sus vecinos a sabiendas de quién es y que, en Buenos Aires, tampoco ha tenido problemas.

La Justicia confirmó que Juan Ameri deberá ir a juicio por estorbo del acto funcional y él asegura que se arrepiente de no haber estado a la altura de las circunstancias.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?