Un bebé santiagueño tomó gasoil por accidente y está en terapia intensiva

Un bebé santiagueño tomó gasoil por accidente y está en terapia intensiva

La madre llevó al niño a un centro médico y aseguró que fue un descuido. Se ordenó abrir una investigación para esclarecer los hechos.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Un bebé de Santiago del Esteró ingresó a la guardia del Centro Provincial de Salud Infantil Eva Perón (CEPSI) ayer por la noche. La madre, de 27 años, acusó que en un descuido su hijo tomó gasoil.

El estado de salud del niño es muy grave y se encuentra en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital. Ante la situación, la Justicia inició una investigación sobre la madre.

Con apenas 14 meses, médicos del CEPSI Eva Perón debieron asistirlo ante el cuadro de envenenamiento que se habría producido en un descuido.

Según los dichos de la madre, que tuvo que declarar ante la policía en el centro médico, en la casa tenían una botella de combustible, el niño la tomó y bebió de ella.

Entre tanto, mientras la policía investiga, el niño continúa con la lucha por su vida.

Ambulancia CePSI
El niño fue llevado al CePSI por la madre y luego la policía se presentó en el lugar para ver que había ocurrido.

El gasoil es un elemento altamente venenoso, como todos los hidrocarburos, y para intoxicarse no es necesario ingerirlo sino que basta con inhalar sus gases.

Tanto combustibles como querosén, mucho más común en cualquier casa, son del mismo grupo y muy peligrosos.

Los síntomas de este tipo de intoxicaciones suelen ser:

  • Dificultad respiratoria e inflamación de garganta
  • Dolores
  • Pérdida de visión
  • Sangre en las heces
  • Quemaduras en el esófago
  • Vómitos
  • Baja presión de golpe y desmayo

Además de estos síntomas, existen daños del sistema nervioso que se presentan con convulsiones, disminución de respuestas, somnolencia, andar deficiente y debilidad general.

El pronóstico de estos cuadros no suele ser positivo. Normalmente, las lesiones que genera el hidrocarburo en el tracto gastrointestinal y las vías respiratorias son irrecuperables y se genera muerte tisular, es decir que esos tejidos murieron.

Esta muerte tisular generada por esas lesiones puede llevar a la muerte del paciente no solo en los momentos inmediatos al envenenamiento sino también meses mas tarde.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?