Desesperado pedido de ayuda para una familia que se le incendió su casa

Desesperado pedido de ayuda para una familia que se le incendió su casa

Una familia que vive en el barrio Tres Estrellas de Godoy Cruz, sufrió al ver cómo las llamas se llevaron todo lo que tenían. En la vivienda viven nueve personas que hoy comen y duermen en la única habitación que quedó en pie. La pobreza y las necesidades, una vez más, fueron los detonantes.

Zulema Usach

Zulema Usach

Cuando Romina Figueroa se dio cuenta de que el olor a humo que invadía la casa no era precisamente de una tetera eléctrica que había dejado enchufada, salió corriendo desesperada a la habitación donde aún estaba durmiendo su pequeña de tres años. Logró sacarla de urgencia mientras uno de sus hijos hacía lo posible por apagar las llamas que pasadas las nueve y cuarto de la mañana del martes ya lo estaban destruyendo todo. El incendio había comenzado hacía segundos. Con su hija en brazos  y ya comprobando que se encontraba a salvo, hizo todo lo que estuvo a su alcance para salvar las pocas pertenencias que quedaban en la humilde casa ubicada en la casa 26 de la manzana B del barrio Tres Estrellas (Godoy Cruz).

Cuando los bomberos llegaron ese día de la tragedia, que ha marcado un antes y un después en sus vidas, el fuego ya había sido apagado. Pero con todos los destrozos que ello implica: colchones, frazadas, muebles, la cama, la ropa y todas casi todas las pertenencias de la familia desaparecieron en cuestión de segundos como consecuencia del incendio. Solo una habitación quedó en pie y allí es donde duermen, comen y vive Romina con sus otro cinco hijos de 17, 14, 11, 10 y 7 años. A ellos se suma el esposo y el papá de la mujer. "El fuego nos llevó todo; nos hemos quedado sin nada y ahora estamos buscando la forma de poder conseguir algunos materiales para levantar de nuevo esa piecita", dice Romina.

La familia publicó en las redes su pedido de ayuda

Justamente por eso, su llamado a la solidaridad es urgente. La familia no cuenta con fuentes laborales estables pese al esfuerzo constante para salir adelante. El incendio se ocasionó como consecuencia de las condiciones de precariedad de la vivienda, que ha sido construida en parte, con tablas. Para templar un poco el ambiente antes de dormir, la familia había conectado una estufa eléctrica, que al dar con un colchón, no tardó en iniciar el fuego. "Mi hija quedó muy asustada por todo lo que pasó", relata Romina. Cuenta que a causa de la inhalación del humo, la niña fue llevada de urgencia al centro de salud cercano a su domicilio, donde los médicos constataron que estaba en buen estado. "Me preocupaba mucho su salud. Ahora necesitamos volver a empezar de cero para lograr brindarles a ellos un espacio más adecuado para dormir", confiesa Romina . 

Quienes deseen contactarse con la familia para colaborar con ropa, calzado, colchones, frazadas, sábanas, materiales de construcción, artefactos o muebles, deberán comunicarse a los siguientes números: 2613659920- 2612197330. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?