Quiénes son los argentinos que emigraron y ahora deciden regresar

Quiénes son los argentinos que emigraron y ahora deciden regresar

Son cada vez más los argentinos que emigran. Lo hacen en búsqueda de un futuro mejor. Sin embargo, hay otros que están volviendo. Son aquellos que dejaron el país hace muchos años y ahora, con jubilaciones en dólares o euros, vuelven a la Argentina devaluada. Una tendencia que crece.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

En los últimos tiempos, la noticia es la gran cantidad de argentinos que están emigrando. Sin embargo, en menor medida, hay otros que regresan. Se trata de una tendencia que se viene registrando desde hace varios meses, acompañando la reapertura de las fronteras tras el cierre provocado por la pandemia.

“Hay un flujo de argentinos que emigraron hace años, en especial en la crisis del 2002 o antes, y hoy ya están en edad de jubilarse. Durante todo este tiempo, acumularon un capital importante, con dos o tres propiedades, y deciden regresar al país porque hoy la Argentina es muy barata para vivir para quienes tienen ingresos en dólares”, explicó a MDZ, el CEO de la gerenciadora de patrimonios FDI, Mariano Sardáns, con presencia en 14 países.

En la otra ola migratoria de comienzo de siglo, muchos argentinos de 40 años o más rehicieron su vida en el exterior. Con ciudadanía de los países que eligieron para radicarse y los aportes previsionales correspondientes ya están en condiciones de jubilarse. Si bien el poder adquisitivo de una jubilación en Estados Unidos o Europa es mucho mayor que en la Argentina y permite mantener un buen nivel de vida en el exterior, es mucho mayor en una Argentina devaluada.

De mantenerse una economía en crisis con una brecha cambiaria tan grande, será un fenómeno en aumento.

La clave es ingresar la moneda extranjera al país de forma que no sea pesificada. "La transferencia entre cuentas propias es una forma de hacerlo. La persona que vivió en el exterior, tiene una cuenta en ese país y envía los dólares a una cuenta en esa moneda en Argentina y la retira del banco. Es lo más habitual", explicó Sardáns.

Otra forma es hacerlo a través del contado con liqui. También siempre está la posibilidad de traer los billetes "físicos" mediante un viaje o girarlo a Uruguay para ingresarlos en persona. Con la reapertura de las fronteras, es un mecanismo clásico que volvió a estar operativo.

"Con el alquiler de algún inmueble que tengan en el país al que emigraron, más una buena jubilación en dólares o euros, en la Argentina pueden vivir mucho mejor de lo que lo harían en otro país”, agregó.

Normalmente no hacen una radicación definitiva. Alquilan una propiedad en la Argentina que, medido en dólares billete, es más barata que en otros países. También hay casos en que se reparten el tiempo entre la Argentina y el otro país. Si cambian las condiciones económicas y el país se encarece en dólares, tienen la opción de volverse al país al que emigraron.

Sardans tiene contacto con argentinos que volvieron o lo están haciendo por este motivo: “Tenemos el caso de un matrimonio que hace 40 años vivía en Sudáfrica y se volvieron, otro de Estado Unidos que vinieron por un tratamiento médico específico que allá es muy caro y decidieron radicarse. Un empresario que vivió en Alemania y ahora se instaló en la Argentina. Otro matrimonio, ambos jubilados, que se reparten el tiempo entre Argentina y California. Son muchos los casos que se están viendo".

Además de lo económico, Sardans remarca otros factores: “Hablo con muchos argentinos que están viviendo en el exterior o se están volviendo y me doy cuenta que, más allá de la buena posición económica que lograron, siguen extrañando un conjunto de cosas. Los afectos son muy importante, los lugares, hasta los olores del lugar donde vivían”. Llegado un momento de la vida, son cosas que se valoran de forma diferente y pueden incidir en una decisión de regreso. Más sabiendo que pueden regresar al país que eligieron para emigrar en el momento en que lo deseen.

De la misma manera, muchos extranjeros buscan países con costos en dólares bajos para vivir al llegar a la edad de jubilarse. La Argentina es uno de los elegidos porque suma una vida cultural y social importante, buena gastronomía, ciudades grandes, variedad de climas y destinos turísticos muy atractivos para recorrer.

“Entre el 2002 y el 2010 o un poco antes, llegaron a la Argentina muchos extranjeros para radicarse. Fue un boom. Era un país barato en dólares y con buenas condiciones para vivir. Hoy está pasando algo de eso, aunque en menor medida. Otra vez es un país barato en dólares, pero el covid-19 jugó en contra porque no fue fácil moverse por el mundo. A esto se suma el control de capitales que complica girar dinero de un lugar a otro. Pero hay un fenómeno parecido”, dijo el CEO de FDI.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?