La desagradable sorpresa que se llevaron los alumnos de la Universidad Nacional de Cuyo

La desagradable sorpresa que se llevaron los alumnos de la Universidad Nacional de Cuyo

Estudiantes hospedados en la Residencia Universitaria reclaman desde hace días por problemas que se presentan en el establecimiento.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Mdztrip@mdzol.com

En los últimos días se conocieron los reclamos que llevan adelante los alumnos hospedados en las Residencias Universitarias de la Universidad Nacional de Cuyo, para pedir mejoras en las condiciones del lugar.

Las Residencias Universitarias están ubicadas en el Centro Universitario, donde allí se ofrece alojamiento a estudiantes de grado becados, estudiantes de postgrado e intercambio y huéspedes que visitan la UNCuyo.

Los residentes presentaron notas a las autoridades para que se conocieran los inconvenientes a los cuales se enfrentan todos los días. Sin embargo, denuncian falta de respuestas de los mismos; por ello, decidieron visibilizar su reclamo en las redes sociales.

“Estuvimos analizando la situación de la residencia e investigando con los estudiantes que están ahí. Son problemas muy serios los que se presentan por eso decidimos acompañarlos y publicar en las redes sociales solicitando ayuda para estos estudiantes”, expreso Francisco Giménez, presidente de la Agrupación Estudiantil por la Formación y el Liderazgo, una de las agrupaciones que acompaña el pedido de los alumnos.

“Hemos llegado hasta esta instancia para hacer escuchar nuestros reclamos debido a que no hemos sido escuchados desde que residimos hace un mes y medio en las instalaciones. Y queremos resaltar que seguimos a la espera de una reunión que nos prometieron de Bienestar Estudiantil, hace un mes cuando comenzamos a notar que nuestros derechos como estudiantes no están siendo respetados”, expresaron los alumnos en una nota dirigida a las autoridades de la Universidad el día 7 de abril.

Entre los problemas que los residentes han decidido visibilizar se encuentra:

  • El mal funcionamiento de la red wifi de la residencia, “muchos de nosotros lo necesitamos ya sea porque debemos usarla para entrar a la plataforma de nuestras respectivas facultades, descargar material de estudio, subir trabajos prácticos a la plataforma moodle o el simple hecho de mantener contacto con nuestras familias”.
  • De las nueve computadoras de escritorio que se encuentran en la residencia, solo tres funcionan correctamente. Las restantes seis están fuera de servicio porque los mouse no andan o no hay o porque no hay cables que conecten del monitor al CPU. “Ninguna de ellas posee un word descargado y tiene el sonido bloqueado, es decir, que por más que tengamos conectados los auriculares sigue sin escucharse el video que queramos reproducir”, aclaran los alumnos.
  • Los alumnos reclaman además el arreglo del segundo lavarropas del establecimiento, ya que solo tienen uno para 30 personas. Además, solicitan que se habilite el uso del mismo más de una vez a la semana.
  • También solicitan el arreglo del juego de jardín (sillas, sillones y mesa) ya que todos se encuentran rotos. “Lo único que quedó fue la mesa, lugar que usamos como asiento para cuando estamos ahí”.
  • Además, esta semana tuvieron problemas con el agua del lugar y se llevaron una desagradable sorpresa. “Al abrir la canilla sale con plumas y con mal olor”, aseguraron los residentes. Por ello, se les colocó un dispenser de agua. Aunque los alumnos aseguran que esto no es suficiente para todos.
  • La mayoría de los alumnos que residen en este establecimiento provienen de zonas alejadas a la Universidad, son pocos los que pueden viajar todos los fin de semanas para reencontrarse con sus familiares y amigos. Por ello, los alumnos reclaman un cambio en el protocolo vigente para que puedan recibir visitas tanto de sus compañeros de la facultad, en caso de tener que estudiar o hacer algún trabajo en grupo, y el de sus familias.

En el video compartido por los alumnos se observa como flotan plumas en la botella con agua recargada en las canillas de la residencia.

Los estudiantes hospedados en la residencia expresan que se sienten decepcionados con el edificio, ya que no cuenta con las condiciones que se les habían prometido. “Muchos de nosotros llegamos para encontrarnos con todo lo que menciona la página de la Universidad”.

“Los problemas hace unos años persisten. Nosotros hace dos meses estamos acá y hasta la fecha no hemos recibido respuesta más que hacer notas expresando las condiciones en las que estamos viviendo. Múltiples veces hemos pedido que nos brinden soluciones. Con el tema del wifi, por ejemplo, los chicos de mantenimiento y director del establecimiento dicen que no pueden hacer más que llamar a los técnicos y pedir que vengan a revisar”, contó a MDZ una de las residentes que pidió no dar su nombre.

La respuesta de las autoridades

Desde la Secretaría de Bienestar Universitario expresaron a MDZ que se encuentran en pleno conocimiento de estos reclamos que llevan adelante los alumnos. “Estamos en permanente contacto a través de un grupo de WhatsApp con los residentes, el director del establecimiento y una trabajadora social de la Dirección de Acción Social que se encarga específicamente de todas las necesidades que surgen en ese grupo de becarios”, cuenta Mariana Azcárate, directora de Acción Social de la Secretaría de Bienestar Universitario y añade que el 11 de abril hubo una reunión también donde se plantearon los puntos anteriormente mencionados.

Respecto al problema con el agua corriente, Azcárate asegura que permanentemente se hacen los mantenimientos del tanque, “especialmente al regresar de los recesos”. “En cuanto supimos del problema enviamos bidones de agua y se está coordinando para que se tomen muestras del agua y realice el mantenimiento del tanque”, afirma la directora.

Además, la directora aclaró que desde un primer momento se les advierte a los estudiantes que la red WiFi de las residencias no funciona bien. Por ello, se les sugiere a los alumnos que se acerquen a las bibliotecas de cada facultad donde la conexión es mejor.

Entre los reclamos que se presentaron, los residentes hicieron hincapié en las dificultades que se presentan al momento de reencontrarse con sus familias en la Residencia. En respuesta a ello, la directora de Acción Social de la Secretaría de Bienestar Universitario aclaró: “Aún hay un protocolo vigente por covid-19 dentro de las residencias y en el resto de la Universidad que hay que respetar”. Mientras tanto, “los alumnos pueden encontrarse con sus familias y amigos en un espacio particular destinado a ello, en el quincho”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?