Denuncian vandalismo en un icónico lugar turístico de Buenos Aires

Denuncian vandalismo en un icónico lugar turístico de Buenos Aires

Miles de personas se acercan al Monte Calvario de Tandil cada feriado, especialmente en Semana Santa. Este paseo es una escala obligada para quienes visitan la ciudad. Cuáles son las principales necesidades de esta "iglesia a cielo abierto", olvidada por el municipio.

Giza Almirón

Giza Almirón

El padre Andrés Pérez, párroco de Nuestra Señora del Carmen, tiene como atención pastoral el Monte Calvario de Tandil, es decir, está a cargo de las celebraciones y los Via Crucis, así como de recibir a los peregrinos: “El turista religioso o no que se acerca a conocer el Calvario como un lugar turístico”, dice y agrega que en la zona están también la gruta de Lourdes y la capilla Santa Gema. “El paisaje natural lo hace más bello, es una especie de iglesia a cielo abierto, donde se vive un clima de recogimiento y oración”, comenta Andrés respecto al icónico Via Crucis en la ciudad de Tandil.

El Monte Calvario, inaugurado en 1943, “es un lugar que recibe a todos, al peregrino, al turista que camina en familia, que reza o simplemente pasea”. Así lo define el sacerdote y cuenta los motivos por los cuales las personas se acercan: “A veces vienen porque se enfermó alguien, por una promesa o porque están pasando un momento difícil por la muerte de un ser querido. Eso se ve también en las placas que dejan en acción de gracias o por el recuerdo de un familiar fallecido”. Las impulsa especialmente el sufrimiento, pero “no es el dolor por el dolor trágico, sino un dolor que se medita”.

Una mujer contempla una estación del Via Crucis del Monte Calvario

Este lugar se mantiene únicamente “con la colaboración del peregrino, del turismo, por eso también es difícil”, cuenta el sacerdote, quien agrega que “uno o dos empleados del municipio vienen y hacen mantenimientos (barren, recogen la basura), pero podría haber mayor compromiso por las necesidades que tenemos”.

Lo más urgente es la iluminación del lugar y volver a cerrar el predio: “Hemos sufrido actos vandálicos: nos robaron muchos metros de alambrado, nos rompen los portones permanentemente. Cuando pedimos presencia policial o del municipio, dicen que es un lugar privado y que no pueden ingresar”, explica Andrés y cuenta que “el año pasado rompieron imágenes muy costosas, que quedaron dañadas y son un patrimonio muy importante”. Desde la parroquia han podido reponer algunos alambrados, pero es importante cerrar todo el predio porque “al estar tan abierto, tal vez por desconocimiento, la gente pasa en bicicleta por detrás del Calvario, corriendo o incluso hay un circuito motocross”.

Gracias a los recursos de la comunidad y de los peregrinos, las donaciones y la presencia de algunos políticos que se acercan han podido realizar algunas obras. A través de Gonzalo Santamarina, de Acción Tandilense, se hicieron trabajos y mejoras del Calvario en vísperas de esta Semana Santa. “Gonzalo siempre se ha mostrado interesado, ha gestionado una donación de pintura, arreglos de varios espacios cerrados que están reacondicionándose para peregrinos. A través de algunas publicaciones que buscan visibilizar el Calvario, ha generado respuestas del municipio, inquietudes”, afirma Andrés.

Visitar el Calvario es una visita obligada para quien va a Tandil

El sacerdote ve clara la importancia de generar conciencia de que “el Calvario es Tandil y Tandil es el Calvario, por todo lo económico que genera en la ciudad, no solo en Semana Santa, sino todo el año: hotelería, paseos, guías de turismo. Hay una desproporción entre lo que representa para toda una ciudad que se ve favorecida y lo que se invierte por parte de la parroquia”. Entre otras cosas, los voluntarios de la comunidad religiosa son quienes cortan el pasto y limpian las estaciones. “Ahora hicieron algunas obras, como el lavado de la cruz para Semana Santa, pero eso es un día de los 365 que tiene el año", cuenta Andrés.

Frente a los pedidos de donaciones y ayuda, al sacerdote le han dicho muchas veces que se debe hacer "un convenio, un contrato más formal desde el obispado. El obispo siempre estuvo abierto a hacerlo para mejorar el mantenimiento, el lugar, el predio, pero no ha habido respuesta, la comunicación no ha sido posible”.

Deseos y agenda para Semana Santa

Con una mirada inclusiva, de presente y hacia el futuro, el deseo de Andrés para esta Semana Santa es “de paz y prosperidad, especialmente por nuestro pueblo, que renovamos la esperanza y deseamos construir nuestra Argentina desde la fraternidad, la justicia, el trabajo y el compromiso”.

Esta Semana Santa habrá distintas actividades, entre las que se destacan:

  • Martes Santo: a las 20 horas se realizará el clásico Via Crucis de la Familia de Tandil, que generalmente tiene mucha participación. Luego del también conocido como Via Crucis de las Antorchas, habrá una bendición en la explanada.
  • Viernes Santo: desde las 8 am y cada una hora, habrá un Via Crucis con sonido, para que el peregrino pueda recorrer el lugar. Termina a las 20 horas con el Via Crucis de las Antorchas.

A lo largo de toda la Semana Santa habrá también Via Crucis de jóvenes, de la tercera edad y de Cáritas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?