Voluntariado: visitan familias rurales con una especial tradición de Semana Santa

Voluntariado: visitan familias rurales con una especial tradición de Semana Santa

Un grupo de voluntarios realiza cada año una actividad de Semana Santa en Los Gigantes, una zona rural cordobesa. Visitan familias que están separadas entre sí por 20 o 30 km y hacen las típicas celebraciones de Semana Santa en sus casas. En qué consiste la especial tradición del sábado a la noche.

Giza Almirón

Giza Almirón

Los Gigantes es una zona rural en las sierras cordobesas. Allí está el colegio Nuestra Señora del Valle, que depende de la fundación Manos Abiertas y al que asisten unos 35 niños, niñas y adolescentes. La escuela, que cuenta con el nivel inicial, primario y secundario, funciona mediante un sistema de albergue, es decir, los alumnos y alumnas viven en la escuela de lunes a viernes, mientras que sábados, domingos y feriados están en sus casas.

Desde hace algunos años, en Los Gigantes se hace una misión en Semana Santa, momento en que quienes asisten a ese colegio estarán con sus familias. En esta oportunidad, la actividad será desde el jueves a la tarde hasta el sábado a la noche. “Los voluntarios que se han ido anotando visitan a las familias, que viven bastante aisladas. Las casas están separadas por 20 o 30 kilómetros”, cuenta Humbi González, sacerdote jesuita que acompañará la misión. La gran distancia que hay entre una y otra casa lleva a que se puedan visitar pocos hogares durante el día, “en general, dos o tres, como mucho, cuatro”.

El Via Crucis en familias de Los Gigantes

En este sentido, la hermana Carmen Rauch (de la congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón), quien coordina la misión, dice: “Hemos multiplicado las celebraciones en las casas gracias a los voluntarios. Hacemos el Lavatorio de pies, la Celebración de la Cruz y la Vigilia Pascual en una casa accesible para que puedan acercarse las familias que están más cerca”.

“La misión consiste en visitar, rezar y recoger intenciones. Es una tradición”, explica Humbi, quien agrega que este año retomarán esta actividad de Semana Santa que había sido interrumpida debido a la pandemia por covid. Por las mañanas visitan las casas y por las tardes, comparten las celebraciones. Además, como parte de la tradición, “el sábado a la tardecita, luego de la Vigilia Pascual, suele haber un cordero para compartir”.

“La gente espera las celebraciones. Hace 8 años que estamos las Esclavas y se acostumbraron a que vayamos para Semana Santa y para Navidad. Es una alegría para ellos”, cuenta Carmen con emoción y agrega: “Cuando no vamos, nos reclaman porque nos esperan y esperan a Dios también. Esperan nuestra visita y el momento de oración”. En 2019, además, “hemos podido celebrar la Pascua Judía”, dice la religiosa.

La Semana Santa en Los Gigantes

La misión de Semana Santa es la posibilidad de acercarles a las familias las celebraciones y poder rezar junto a ellas. Las imágenes religiosas son una de las cosas que más conmueve a las familias: “Ir con la cruz, con la Virgen o con el niño Jesús en Navidad, para ellos representa la visita de Dios. Eso es muy fuerte porque nos reciben a las hermanas y a los voluntarios sabiendo que es a Dios a quien reciben”.

Acerca de la motivación de ir a pasar esos días de Semana Santa en un lugar tan inhóspito, Carmen afirma: “Esos lugares tan distantes, con tanta soledad nos animan a llevar a Jesús crucificado, pero resucitado”.

Voluntariado en Los Gigantes

En esta zona rural hay dos grupos que realizan tareas de voluntariado. “Uno de ellos se dedica a visitar una vez al mes a las familias y el otro hace tareas de mantenimiento en el cole”, cuenta Humbi y dice que hay también “un plantel docente rentado, que durante la semana trabaja con Manos Abiertas en la promoción de los chicos y en lo educativo”. Por otra parte, médicos de distintas especialidades hacen visitas puntuales en las que atienden a las familias de Los Gigantes.

Los Gigantes, en Córdoba

En la escuela también “funciona un secundario de adultos, en el que muchos de los padres completan sus estudios”, afirma el religioso. Además, “un exalumno del colegio está becado en la Universidad Católica de Córdoba, estudiando Agronomía, mientras que otros están en terciarios”, cuenta Humbi. Esto es posible gracias a acuerdos con distintas instituciones educativas.

Cómo sumarse a los voluntariados

Quienes quieran participar en la misión de Semana Santa en Los Gigantes, pueden anotarse hasta el 11 de abril. Si bien el grupo sale el jueves al mediodía y regresa a la ciudad de Córdoba el domingo a la mañana, es posible participar solamente uno o dos días. Durante las noches, el grupo dormirá en la escuela.

Los gastos de combustible y comida serán compartidos. De todos modos, quienes tengan dificultades económicas también pueden participar.

Y quienes quieran sumarse al voluntariado anual en Los Gigantes, pueden hacerlo a través de la página web de Manos Abiertas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?