Aseguran que la guerra en Ucrania dañará las exportaciones de Mendoza

Aseguran que la guerra en Ucrania dañará las exportaciones de Mendoza

Desde ProMendoza muestran cómo el conflicto que Rusia desató en Ucrania y las sanciones que Occidente le impuso, repercuten de forma directa en las exportaciones de Mendoza. El aumento de los costos y las limitaciones financieras por el SWIFT traerían pérdidas millonarias para la provincia.

Victoria Chales

Victoria Chales

A una semana de iniciada la invasión de Rusia sobre Ucrania, las sanciones económicas de occidente siguen acumulándose. Sin embargo aunque no se debe a una medida del Gobierno, Mendoza podría perder significativamente parte de su volumen exportador por el aumento en los costos de la logística, el incremento de la póliza de seguro, la devaluación del rublo y la salida del sistema financiero SWIFT. Nuestra provincia exportó sólo en el 2021 21,5 millones de dólares, de los cuales la mitad es vino y resto se divide en ciruelas deshidratadas, frutas y juegos concentrados según informaron desde ProMendoza.

Entre el impacto económico que supone la escasez de energía y la incertidumbre sobre la duración de la guerra en Ucrania, desde ProMendoza aseguran que el aumento en la logística para exportación podría subir rápidamente entre un 20% y un 40%. En diálogo con Mario Lazzaro, gerente general de ProMendoza confirmamos un panorama devastador para la relación comercial de la provincia con el mundo.

Entre las consecuencias más inmediatas del conflicto bélico que sostiene Rusia está el aumento en los costos para exportar. "Nosotros que somos un país que está alejado de los mercados centrales de EE.UU., Europa y Asia sufrimos con mayor importancia ese aumento en los costos".

Por un lado la escasez producida por la incidencia de Rusia en la oferta de petróleo y gas que mostraron ayer un barril a 100 dólares supone un encarecimiento de los combustibles que recae sobre el transporte aéreo y terrestre.

"Los fletes que habían colapsado con el covid y esto implicó un incremento generalizado de los costos logísticos, ahora que tendían a normalizarse porque la pandemia fue cediendo, aumentarán igual".

Por otra parte, según detalló Lazzaro, "todas las cargas van acompañados de un seguro y en él siempre figuró un ítem de póliza de guerra. Esto que antes parecía exótico, hoy es claro ya que los barcos mercantes andan navegando entre medio de movimientos de flota que no se sabe cuándo puede desencadenarse alguna circunstancia".

He trabajado 35 años en el sector privado como consultor y asesor y además he tenido empresas exportadoras y si tuviera en este momento un contenedor en el puerto suspendería el embarque.

Se debe tener en cuenta que con las sanciones generalizadas de occidente a Rusia se cortó el sistema SWIFT. "Entonces si Rusia no puede realizar pagos ni cobranzas no embarcaría -continuó Lazzaro- la mercadería si no sé si el importador en el país de Putin podrá pagar aún cuando tenga toda la voluntad".

Por otra parte, en los países latinoamericanos a los cuales podemos llegar vía terrestre (Chile, Perú, Brasil, Bolivia y Paraguay) "el impacto en las exportaciones va a depender de cuanto se traslade al costo de los combustibles, los neumáticos y aquellos todos insumos que no producimos y tenemos que importar". Se prevén aumentos del orden entre 20% y 40%.

En cuanto a los fletes oceánicos "aumentaron con el covid entre 5 y 6 veces, bajando luego cuando fue cediendo la pandemia a 2 o 3 veces lo que era pre coronavirus". Desde ProMendoza aseguran que es muy difícil saber de antemano el incremento producto de la guerra en Ucrania.

La situación actual para las 50 firmas exportadoras de Mendoza, "están impedidas de comerciar de hecho porque los bancos argentinos no tienen SWIFT directo con los bancos rusos sino que lo hacen vía Nueva York, Londres, Tokyo, todas ciudades de países que han sancionado a Rusia". 

Al haberse devaluado el rublo, las importaciones (desde Rusia) se hacen aún más costosas. Sin embargo en cuanto al 50% de lo que Argentina exporta al país de Vladimir Putin "queda ese nicho de alimentos en el que pueden seguir manteniendo la cuota de mercado". Ahora bien, la otra mitad que son los vinos es más complicado ya que sólo podrán hacerlo "aquellas empresas que tengan un vínculo muy fuerte con su importador porque a los rusos el costo financiero se les va a elevar muchísimo", sentenció Lazzaro. "Por lo que es probable que opten por países que le resuelvan con transporte vía terrestre y que no los estén sancionando como Georgia y Moldavia".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?