Astrología

Qué tienen que ver Santi Maratea, la guerra en Ucrania y la Luna nueva

Luna Nueva en Piscis, el caos gestor de un nuevo orden.

Sirianmart martes, 1 de marzo de 2022 · 22:04 hs
Qué tienen que ver Santi Maratea, la guerra en Ucrania y la Luna nueva
La luna nueva en Piscis se perfecciona el 2 de marzo del 2022 a las 14:34hs.

El 2 de marzo del 2022 a las 14:34 se producirá la luna nueva en el signo de Piscis. La fase de Luna nueva, también conocida como Luna negra, consiste en que el Sol y la Luna se encuentren juntos en el cielo. Por esta razón, pareciera que no hay Luna por la noche.

Más allá de los bemoles personales que esta lunación nos trae, colectivamente viene a marcar un momento muy tenso, al mismo tiempo que una oportunidad para poder soñar o imaginar nuevas formas posibles de estructurarnos como sociedad.

Como mencionamos anteriormente, Helios -el Sol- está pegado con Selene -la Luna- en el signo de Piscis. Este signo de agua trae a la humanidad la necesidad de unificación y compasión colectivas ya que se caracteriza por ser el último signo, el signo que incluye a todos los anteriores en su energía.

No solamente durante la Luna nueva del día de hoy, sino durante todo el mes de marzo y principios de abril del 2022 podemos ver como socialmente suceden eventos que traen caos, confusión y necesidad de unificación a nivel colectivo, transnacional y mundial. Todos estos son conceptos piscianos. La energía de los peces propone poder percibir que está todo conectado desde un punto de vista energético.

El desorden que llevamos en nuestras vidas individuales se puede concebir desde un punto de vista colectivo. Júpiter el planeta de la expansión y creencias y magnificación está también en Piscis acompañando a la Luna y al sol permitiendo que sea más sencillo imaginar un nuevo mundo.

Históricamente hablando esta lunación es especial. La astrología nos habla de ciclos que se repiten en  forma de espiral, ciclos simbólicos.

La muerte y transformación de Plutón en un tenso escenario mundial

Plutón es el planeta que simboliza el poder y la transformación y tarda aproximadamente 248 años en dar la vuelta al sol y cumplir un ciclo. Este pasado 22 de febrero de 2022 Plutón volvió al mismo lugar en donde se encuentra en la carta natal de Estados Unidos, marcando así un nuevo ciclo de casi 250 años con respecto al poder que ejerce esta nación dentro del mundo.

Plutón está transitando los últimos grados del signo Capricornio, que representa al sistema, la estructura y bases económicas que tenemos mundialmente. Es un momento muy tenso en donde los líderes tanto políticos como las potencias económicas del globo están cayendo, abriendo paso a un nuevo mundo que aún no sabemos bien cómo es. Lo oscuro y podrido -Plutón- de una forma de organizarnos socialmente -Capricornio- que ya no funciona y estará saliendo a la luz para poder transformarla.

En medio de tanta transformación hay un último elemento clave en este cielo: Acuario. La energía acuariana aparece como la evolución de Capricornio ya que se trata de poder llevar a lo colectivo y grupal lo que alguna vez fue un objetivo o deseo de éxito individual.

Acuario y una nueva forma de organización social

Saturno -el planeta de sentar bases y estructuras- está junto a Mercurio -el planeta de la mente, comunicación e información- en el signo de Acuario: la comunidad. Acuario es un signo innovador, rebelde, digital, tecnológico y no-jerárquico es decir, horizontal. Esto puede leerse de la siguiente forma: frente a un sistema mundial que colapsa tal vez las nuevas respuestas y formas de organizarse tengan que surgir de diferentes comunidades.

En 2024 Plutón entrará en Acuario marcando un nuevo ciclo de 20 años donde el poder pasará por sistemas menos centralizados y verticales. Podemos esperar cada vez más figuras del estilo de Santiago Maratea, quienes de a poco en un contexto que se pone cada vez más caótico deciden organizar para ayudar con tecnología de por medio.

Para concluir, esta luna nueva en Piscis es una especie de ventana a la conjunción que se dará el 23 de abril de este año cuando Júpiter y Neptuno se junten en este signo. Sin dudas, es un momento histórico el que estamos viviendo ya que la última vez que se dio esta misma configuración fue en 1856. ¿Qué estaba sucediendo en ese entonces mundialmente? Finalizaba la guerra de Crimea y años después se formaba la Primera Internacional de Trabajadores entre otras cosas.

Las preguntas disponibles en tiempos piscianos se mueven alrededor de la disolución, la unidad total, compasión, amor universal, el inconsciente colectivo, el servicio y la imaginación. ¿Acaso los límites entre naciones, entre personas, se han vuelto obsoletos? ¿Será que la separación es una ilusión? Es imposible que la historia se repita, pero si estamos atentos podremos ver los mismos significados simbólicos resurgir para que hagamos algo diferente con ellos como sociedad.

* Sirianmart es astróloga y tarotista.

Archivado en