Cómo impactó el salto del dólar blue en la demanda del turismo al exterior

Cómo impactó el salto del dólar blue en la demanda del turismo al exterior

La cotización de dólar es clave para el sector turístico. La suba del "bue" de los últimos días obliga a hacer cálculos para definir la compra de pasajes y servicios al exterior. Crece la tendencia de estirar los pagos apostando a un mayor salto cambiario

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Con el salto del “blue” de los últimos días, el mercado cambiario volvió a ser noticia. En una economía que se rige por la moneda estadounidense, cualquier alteración brusca genera atención porque es clave para tomar decisiones.

En el sector turístico juega un papel importante ya que un cambio en la cotización puede hacer que se gane o se pierda plata. En las últimas semanas, la demanda de pasajes y servicios para el exterior estuvo sostenida. Esto se debió a la brecha entre el valor del nuevo “dólar Qatar”, por el que se rigen estos gastos, y los otros tipos de cambio como el “blue” o el MEP. El diferencial era entre $290 o $300 y $340.

De esta manera, quienes viajan al exterior optan por cancelar los gastos mediante el pago en efectivo, pese al recargo de hacerlo por esta vía, ya que implicaría pagar un 10% menos como mínimo. Con la alta presión impositiva que tiene el turismo al exterior, cualquier reducción de gasto es bienvenida.

La implementación del “dólar Qatar” le sumó una carga fiscal más al costo de los pasajes aéreos y servicios en el exterior. Al recargo sobre el cambio oficial hay que sumarle el 30% del impuesto “PAÍS”, el 45% a cuenta de Ganancias y un 25% adicional a cuenta de Bienes Personales por este nuevo sobrecosto. Rige para las compras que se realicen por encima de los u$s300 mensuales.

Con la suba de estos días, la brecha se achicó. El “blue” superó los $320 y el dólar “Qatar” ronda los $344. Sin embargo, en las agencias de turismo no se sintió, por el momento, un cambio en la demanda.

“La mayoría de la gente que viaja tiene dólares y no está pendiente en cuánto cotiza esa moneda para decidir la compra. Entre junio y agosto hubo una retracción, pero desde septiembre se viene recuperando de forma sostenida. Si bien hay menos gente que está viajando porque hay menos oferta de vuelos al exterior, respecto a hace tres años, y los pasajes están más caros, los vuelos salen llenos. Hay un segmento del público al que no le afecta la tensión cambiaria”, dijo a MDZ el dueño de una agencia de turismo.

Una tendencia que se está percibiendo en las últimas semanas es que los consumidores están postergando al máximo los pagos. Cuando una operación está cerrada en pesos a un tipo de cambio, cualquier aumento del “blue” o los dólares financieros le permitirán una ganancia a la hora de vender sus dólares.

Los que usan tarjetas de crédito para gastos en el exterior pueden beneficiarse de este salto cambiario. Si no tienen los dólares, puede comprarlos en el mercado financiero y apostar a la suba de la cotización para el cierre de la tarjeta. Si viaja en diciembre y la tarjeta vence a comienzos de enero, la diferencia a favor puede ser importante en un mercado tan inestable. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?