Tragedia en La Plata: la fuerte denuncia contra la Policía del hermano de la víctima

Tragedia en La Plata: la fuerte denuncia contra la Policía del hermano de la víctima

Juan Domingo, hermano de "Lolo" Regueiro, aseguró que su hermano no murió por un paro cardíaco, sino que fue agredido por la Policía bonaerense. "Tiene una herida en la cabeza. Le dieron un garrotazo o un balazo", lanzó.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Juan Domingo Regueiro, hermano de César "Lolo" Regueiro, el hombre de 57 años fallecido en La Plata durante la represión policial en los alrededores del estadio de Gimnasia, realizó este viernes una dura denuncia contra la Policía bonaerense, asegurando que su hermano no murió de un paro cardíaco, como se informó en primera instancia, sino que fue golpeado por los uniformados.

Juan Domingo aseguró en una improvisada conferencia de prensa que él estaba con su hermano en la cancha, porque habían logrado ingresar. "Era una noche ideal, era una fiesta como siempre. La Policía empezó a reprimir afuera y a tirar gases para adentro de la cancha, por abajo de los tablones. Se formó una nube en la platea nueva y le dije 'hermano, se está muriendo la gente, vamonós'.

"Me dijo quedate tranquilo que se está dispersando, pero yo le insistía en que nos fuéramos. Cuando estábamos logrando salir abren los portones y ahí nos masacran a palazos, nos tiran con balas de gomas y gases lacrimógenos", agregó.

Acto seguido, realizó la fuerte denuncia contra la bonaerense: "Mi hermano no se murió por un paro cardíaco, tiene una herida en la cabeza. Le dieron un garrotazo o un balazo. A mi hermano me lo mató la Policía. Que conste que lo mató la Policía, están todos mintiendo".

"Yo digo la verdad, mi hermano estaba herido. Tenía un parche en la cabeza, le rompieron la cabeza. Cuando los médicos lo quisieron auxiliar los reprimieron y tuvieron que salir corriendo. Le tiraron dos gases lacrimógenos para que termine de morir", añadió entre lágrimas. 

Entrando en detalles de lo sucedido, aseguró que "Lolo" estaba saliendo "lo más bien" pero en ese momento los "empezaron a atacar". "Vi un espacio donde no había gas y corrí para ese lado. Mi hermano salió para el otro lado y ahí lo mataron".

"La Policía fue a matar gente a la cancha, no a resguardarla. Fue a asesinar, que es lo que saben hacer. Nosotros fuimos a vivir una fiesta y hoy estamos todos acá llorando a mi hermano", lamentó Juan Domingo.

Por último, agregó: "Mi hermano no tenía ningún problema de salud, toda su vida hizo deportes. Era una buena persona y solo vinieron acá sus amigos. No se hizo presente nadie del club, nadie del Gobierno. Queremos Justicia. Yo amo a Gimnasia pero no piso nunca más una cancha".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?