Precaución: así funciona la estafa de WhatsApp que circula en Mendoza

Precaución: así funciona la estafa de WhatsApp que circula en Mendoza

El objetivo de la estafa es apropiarse de las cuentas ajenas y a través de ellas pedir dinero y depósitos o transferencias de manera urgente a los contactos de la víctima.

Gerónimo Sosa

Gerónimo Sosa

Durante los últimos días varios usuarios fueron víctimas de una estafa en la que ciberdelincuentes se hacen pasar por personal del Espacio Cultural Julio Le Parc. Con este engaño, los estafadores obtienen el acceso a la cuenta de WhatsApp de la víctima, lo que puede derivar en el robo de identidad de las personas y posibles engaños a sus contactos. 

El objetivo de la estafa es apropiarse de las cuentas ajenas y a través de ellas pedir dinero y depósitos o transferencias de manera urgente a los contactos de la víctima.

El modus operandi es básico y común en este tipo de estafas: llaman a las personas haciéndose pasar por el Espacio Cultural Julio le Parc, para avisar que ya se encuentra lista una "libreta sanitaria física". Durante la llamada, consultan los datos de la víctima y luego le piden que les renvíe el código que acaba de llegarle al usuario. 

Este código en realidad es el que exige la aplicación de mensajería para instalar la cuenta en otro dispositivo, por lo que en caso de proporcionarlo, el estafador se queda con el dominio de la cuenta de WhatsApp y puede utilizarla para, entre otros fines, solicitar dinero a terceros en nombre del damnificado.

El objetivo de la estafa es apropiarse de las cuentas ajenas

MDZ se contactó con una de las víctimas quien contó lo sucedido: "Se hicieron pasar por el personal del Le Parc y me dijeron que tenían mi libreta sanitaria física lista para ir a retirarla". 

"Me pidieron un supuesto número de trámite para que yo pudiera retirar la libreta y bueno les pase el código. Con eso me desactivaron el WhatsApp y lo activaron en otro dispositivo", contó la mujer. 

Una vez que los estafadores obtuvieron el acceso al WhatsApp de la víctima, comenzaron a pedir dinero prestado a los contactos. La mujer contó que 3 personas enviaron dinero: "Mi hermana deposito 40.000 y otra amiga depositó como 100.000". 

Cuando la víctima se presentó en la comisaría para hacer la denuncia, se encontró con otra mujer a la que también intentaron estafar, pero los timadores no lo lograron debido a que ella poseía la verificación en dos pasos

Ambas mujeres se dieron cuenta que el CBU que entregaban los estafadores era el mismo, a nombre de "Verdejo Marcela Yanet". 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?