El "shock" de la crisis en prepagas que se evidencia en los hospitales

El "shock" de la crisis en prepagas que se evidencia en los hospitales

Frente a la actual emigración de pacientes que hasta hace meses contaban con una cobertura de salud privada, el sistema estatal es que el que absorbe el incremento en la demanda de atención. Causas y consecuencias de una realidad que tiene en vilo a los profesionales de la salud.

Zulema Usach

Zulema Usach

"Cada vez es más alta la demanda de pacientes con obra social. Tenemos muchas consultas de personas mutualizadas que deben ser atendidas en áreas de terapia intensiva y por eso la labor de hace más compleja porque además es cada vez menor el recurso humano en salud", afirma Karina Ferreira, cirujana vascular periférica del Hospital  Teodoro Schestakow, ubicado en San Rafael. Su visión no está alejada de la realidad que se comparte en 24 hospitales y 300 centros de salud estatales que funcionan en Mendoza.

Es que frente a la actual crisis, dos situaciones han impactado en el incremento de la demanda de atención que finalmente debe ser absorbida por el estado provincial: mientas que es cada vez mayor la cantidad de personas que no pueden seguir pagando una prepaga, miles de pacientes con cobertura han emigrado al sistema público en busca de atención. Por otra parte, la reducción en la cantidad de prestadores que trabajan a través de las obras sociales, junto al incremento en el valor de las cuotas (movilizada por la inflación) derivaron en el último tiempo en un colapso que a diario afrontan millones de personas en todo el país. 

Juliana Sánchez (38), es una mamá mendocina. Cuenta la mujer que la última vez que su pequeño de tres años enfermó a raíz de un cuadro respiratorio, debió presentarse en la guardia del hospital Humberto Notti a las tres de la mañana, pese a contar con una reconocida obra social por la que paga una importante suma de dinero. "No tuve otra opción porque las guardias de los hospitales donde recibían la obra social no tenían guardia pediátrica", contó Juliana al mencionar la causa principal que la llevó al nosocomio estatal. Allí, aseguró, la atención fue completa pese a que debió aguardar más de dos horas y media que su pequeño fuese atendido.  

De acuerdo a los datos de la  Encuesta Permanente de Hogares en la provincia 41,5% de la población (equivalente 834.300 personas) depende exclusivamente del sistema público. Y si bien a través de los años esa estimación no ha variado en grandes cifras que se cotejen en los datos oficiales, desde el Ministerio de Salud reconocen la situación y dan cuenta de que en los últimos meses se ha notado con mayor intensidad el incremento en los pedidos de atención que llegan por parte de pacientes con obra social o prepaga al sistema de salud estatal.

Crisis que presiona al sistema

En este sentido, Roberto Campos, jefe de Gabinete del Ministerio de Salud de Mendoza, destacó que es habitual que en contextos de crisis como los actuales el Estado sea el que responda frente a déficit en la atención de los efectores privados o bien, absorba a los pacientes que ya no pueden pagar su prepaga. El funcionario aclaró que en el caso de quienes sí llegan con cobertura de una obra social o prepaga para ser atendidos en centros de salud o hospitales dependientes de la provincia, existe un recupero que luego se suma entre los ingresos al mismo sistema.

Los centros de salud también reciben a pacientes con obra social y a quienes se quedaron sin cobertura privada. 

"En departamentos como La Paz, Santa Rosa o Lavalle, por ejemplo, sucede que no hay demasiada oferta de efectores de salud privados y por lo tanto las personas aunque tengan su obra social van al sector público porque es donde van a encontrar atención", aclaró Campos y detalló que los adultos mayores que tienen PAMI también requerir de la atención médica que reciben en el sistema público.

En los centros de salud, que constituyen la base de la atención primaria en materia de prevención, el impacto de este cambio en la demanda de prestaciones también se hace sentir. De hecho, Campos detalló que en este nivel de atención el Ministerio está reforzando la atención con turnos vespertinos (que pueden sacarse llamando a la línea gratuita 148) en áreas como pediatría y clínica de familia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?