Se subió a una vieja bicicleta, ya recorrió 10 mil kilómetros por pueblos y planea conocer toda la ruta 40

Se subió a una vieja bicicleta, ya recorrió 10 mil kilómetros por pueblos y planea conocer toda la ruta 40

En cada esquina, cada calle hay una pequeña historia esperando ser contada. Una premisa que desencadenó grandes películas, es hoy la consigna de Diego Dimitroff, un periodista que recorrió más de 10.000 kms relatando lo que veía desde su bicicleta Philips de 1941.

Victoria Chales

Victoria Chales

Con el tiempo aparecerán las historias de vida a las que la pandemia les dio un marco especial. El encierro y el desánimo despertó en cada uno, una versión distinta del cambio. Para Diego Dimitroff, periodista, oriundo de Berisso, provincia de Buenos aires el puntapié inicial fue mejorar su salud. La apuesta al ejercicio físico encontró la compañía más inesperada. En el patio del vecino estaba enterrada una bicicleta Philips de 1941. Algunos la hubieran convertido en macetero, pero Diego le puso 10.000 kms de historias pequeñas que fue compilando mientras recorría Buenos aires. Hoy sus relatos están entre los más leídos de "Bicycle world" una comunidad de 46.000 miembros.

En MDZ Radio hablamos con el periodista de Berisso, Diego Dimitroff para que contara detalles de sus periplos. "Estábamos en plena pandemia y los análisis de sangre me habían salido muy mal. La gente andaba triste porque quizá habían perdido a alguien. Cuando me subo al techo de un galpón en mi casa, veo en el patio del vecino unos fierros enterrados que parecían una bicicleta". Era de un hombre que la había dejado de usar cuando se quedó sin trabajo y llevaba 52 años tirada en el patio.

Entonces preguntó si antes de llevarla a un contenedor que era su destino próximo no se regalaban."La pedí y me la dieron. Estaba llena de bichos de todo tipo" cuenta Dimitroff. De a poco Diego fue restaurando "esos viejos fierros ingleses", rescatando lo que se pudo como "cuadro, pedales y manubrio".

Cuando "la negrita" estuvo lista, empezó a recorrer los barrios aledaños, los balnearios del río de la Plata y así sumaba kilometraje. "De repente me encontré recorriendo el conurbano de la provincia de Buenos aires, 70 clubes de fútbol, 60 barrios populares, sitios históricos, estaciones de trenes abandonadas y activas, el río de la Plata de una punta a la otra, etc. De cada recorrido, de cada lugar de cada historia mínima iba recogiendo testimonios y armando textos cortitos acompañados de fotos y las subo a mis redes sociales. Hay más de 430 notas en mi facebook actualmente".

No se trataba de un rodado de lujo ni un gran equipamiento. Diego viajó con "una bicicleta con bolsito en el que llevaba alcohol en gel, agua y la tarjeta sube y muchas ganas". En su experiencia, sus viajes le enseñaron que "uno puede ser feliz y pasear sin necesidad de gastar un dineral. Está siempre la idea de que ser es tener, cuando en verdad ser es disfrutar de las cosas simples de la vida, los barrios con sus colores, aromas e identidad de cada uno".

Por otra parte, las historias de Dimitroff van a contramarcha de lo que suele contarse de algunos barrios bonaerenses. "En el imaginario colectivo de la gente muchos de los barrios que recorrí están estigmatizados: Fuerte apache, la ciudad oculta, la villa 1-11-14, la villa 31, la villa itatí, la inflamable". Sin embargo, lo que el periodista encontró fue gente que tiene ganas de salir adelante con todas las dificultades

"La principal adversidad que noté fue la falta de conciencia de crecimiento. Yo soy hijo de una ama de casa y un albañil y cuando yo era pibe mi viejo soñaba con que yo pudiera estudiar y que pudiera graduarme. Finalmente tras mucho tropiezo le pude dar ese gusto. Hoy lo que se vive en esos barrios que yo recorrí es que no hay esa conciencia de crecer sino que se vive el día a día y eso es un poco triste".

Entre las curiosidades que pueden visitarse a través de los relatos de Diego, además de cuestiones sociales, patrimoniales e históricas, se redescubre el río de la Plata como un espacio natural. "Muchos de los balnearios tienen monte ribereño e incluso en Palo blanco por ejemplo se pueden encontrar más de 80 especies de aves distintas rodeado de pinos y árboles".

Actualmente Diego se encuentra recuperándose de una pequeña operación y espera pronto iniciar su sueño de subirse a la ruta 40. "De por sí mi bicicleta es la más vieja en Buenos aires en recorrer tantos kilómetros. Tiene 80 años". El objetivo es arrancar en el verano de 2023 por la ruta 40 "que si bien ya lo hizo en auto, será todo un desafío con una bici de hierro que anda más o menos lento".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?