Fuerte aumento de las empresas de medicina prepaga: ¿a qué se debe?

Fuerte aumento de las empresas de medicina prepaga: ¿a qué se debe?

Se espera que los afiliados realicen cambios desde planes más caros que superan los $12.000 por persona, a planes más económicos que arrancan en los $3.500 para poder afrontar el ajuste en las cuotas.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

El ajuste en el monto que pagarán los afiliados a obras sociales y mutuales fue producto de una intensa negociación entre el Gobierno nacional y los referentes de las empresas de medicina prepaga quienes venían solicitando desde hace meses una modificación en el valor de las cuotas aduciendo que los valores estaban desactualizados. El aumento autorizado por el Ejecutivo nacional será del 45%, lo que impactará de forma directa en el bolsillo de los afiliados.

Ricardo Lilloy, presidente de la Cámara de Entidades de Medicina Privada de la República Argentina (Cempra), explicó que las negociaciones para lograr el aumento fueron complejas ya que abarcaron aspectos entre los que se encuentran los salarios del trabajador de la sanidad cuyo costo en los sanatorios y hospitales privados es de alrededor de 65% como componente del gasto.

Si bien desde el sector argumentaron que era necesaria una actualización de los valores debido al desfasaje en los costos, los afiliados se mostraron sorprendidos por el alto porcentaje de aumento en los planes de medicina prepaga que deberán afrontar durante los próximos meses.

La falta de actualización en los valores afectaba incluso al salario del personal de salud

Desde Cempra defendieron la medida argumentando que era necesario ya que el estado había puesto un freno a la actualización de las cuotas durante el 2020 pero no así a la actualización del gasto médico lo que provocó un desfasaje que impactó fuertemente en la falta de actualización de los salarios del personal de salud.

Lilloy destacó que las negociaciones entre el ejecutivo nacional y las empresas de medicina prepaga son una condición obligatoria para la modificación de los valores que los afiliados deben abonar si requieren las prestaciones médicas del sector privado ya que existe un mecanismo por el cual se ajustan las cuotas de las empresas prestadoras de servicios de salud regulado por la ley de prepagas que establece que los aumentos deben estar debidamente justificados.

Los aumentos no pueden ser arbitrarios por la asimetría que existe entre las personas y los sistemas de salud

Desde Cempra explicaron que el punto de quiebre en la automaticidad que el sistema debería tener, a su criterio, se produce cuando el sistema de salud pide un ajuste de cuotas pero el estado no autoriza.

"Si los sistemas de salud de medicina prepaga no pueden autorizar las cuotas conforme a la evolución del gasto se empieza a deteriorar el sistema y se generan consecuencias que afectan de manera directa a quienes brindan las prestaciones y quienes requieren las mismas. Comenzamos a tener médicos que dejan de atender porque no se ajustan sus honorarios, se caen las cartillas, hay cirugías que se tienen que reprogramar" dijo Lilloy.

El estado tiene un rol de intervención y regulación en cuanto al sistema de salud. Esa regulación establece que la mutual o empresa debe presentar una justificación de costos que determine la necesidad de ajuste de cuotas teniendo en cuenta las particularidades del sector.

"El sistema de salud y la relación con las prepagas, si bien es voluntaria, es de naturaleza continua. No podía permitirse que en esa relación desigual una parte tuviera la potestad de imponer los precios de forma unilateral" explicó.

Los referentes del sector de las empresas de medicina prepaga no están de acuerdo con la palabra "aumento" ya que entienden que el contexto que se vive tanto en Argentina como en el mundo favorece la existencia de la denominada "inflación médica" y argumentan que es incluso superior a la general.

Otro aspecto que abarcó la negociación entre el gobierno nacional y las empresas de medicina prepaga, es la actualización de los valores que estaba pagando PAMI, ya que durante todo el 2020 no se habían realizado ajustes en los aranceles que se pagaba desde el organismo nacional a los sanatorios.

"No era suficiente con otorgar una actualización a las cuotas de las mutuales para que eso se tradujera en una mejora de los ingresos de los sanatorios ya que necesitaban que también se ajustaran los valores que paga el PAMI que es uno de los principales demandantes de los servicios de los sanatorios" destacó Lilloy.

El personal de salud reclama una actualización de los salarios desde hace meses

¿Qué es la "inflación médica"?

La inflación general afecta a muchos países en el mundo, en los casos de aquellos que tienen economías fuertes puede llegar al 3% y si hablamos de la inflación médica, en los mismos países el número aumenta al 6%, según datos aportados por Cempra. En Argentina, podemos encontrar un ejemplo en el aumento del costo de los medicamentos, el cual se incrementó más del 60% tomando como referencia los valores desde marzo del año pasado a julio de este año.

"Esos valores se deben a que en la medida que se desarrollan nuevos procedimientos o se incorporan tratamientos a enfermedades se va incrementando el gasto ya que son más personas las que pueden ser sometidas a un tratamiento útil", explicó Lilloy.

Desde Cempra criticaron la legislación vigente en cuanto a las coberturas para patologías y prácticas médicas que se aprobaron durante los últimos años 10 años ya que consideran que las leyes sancionadas no tienen en cuenta el financiamiento para hacer frente a los costos de dichas prestaciones generando un cuello de botella en el sistema de salud.

En ese sentido, Lilloy dijo: "En Argentina han legislado 70 enfermedades creando por ley coberturas para patologías y no patologías cuando eso es absolutamente criticado en todo el mundo porque como cualquier otra necesidad que pueda tener la sociedad, hay un monto de recursos afectados al cuidado de la salud y el mismo tiene que tener una proporcionalidad con los gastos a los cuales se los destine".

Sistema de salud privado vs público

El 17% de quienes concurren a los sanatorios y hospitales privados de Argentina que brindan atención médica, son afiliados de prepagas y mutuales. El porcentaje restante que abarca el 83% de quienes asisten solicitando prácticas médicas corresponde a afiliados del PAMI, obras sociales sindicales, provinciales y otras mutuales.

Según los números aportados por la Cámara de Entidades de Medicina Privada de la República Argentina, el 70% de las camas existentes en el sistema de salud argentino son privadas. En cuanto a la comparación de las tasas de productividad del sector público y privado, el sector privado tiene un 35% a 40% más de productividad por cama y si se hace una relación entre las camas y la cantidad de egresos la productividad por cama es mayor en el sector privado. Si se compara la cantidad de tratamientos e internaciones que pueden producir ambos sectores público y privado, el privado tiene casi el 80% de la atención de la demanda.

"El personal del sector público es el mismo que trabaja en el sector privado. El problema no es el recurso humano, la diferencia de productividad entre los profesionales está relacionada con la capacidad de conducción del estado" destacó Lilloy.

¿Los aumentos provocarán un éxodo de afiliados?

Si bien existe un riesgo potencial de una disminución en la cantidad de afiliados en las prepagas, desde Cempra explicaron que históricamente nunca cayó la población de las prepagas y mutuales a pesar de los aumentos aprobados durante los últimos años. La explicación que encuentran desde el sector es que los afiliados ante los aumentos, siguen ponderando el sistema privado y realizan cambios desde planes más caros que superan los $12.000 por persona, a planes más económicos que arrancan en los $3.500 por persona según el tipo de plan y grupo etario al que corresponda.

"Cuando caen los ingresos las personas sacrifican otros gastos pero mantienen las prepagas. Este sistema es voluntario y la situación es una validación del sistema privado. Si el sector público fuera robusto las personas no tendrían necesidad de pagar una prepaga" cerró Lilloy.

Detalles del aumento

El ajuste en el valor de las cuotas, autorizado por el gobierno nacional, es del 45% y será dividido en 4 aumentos del 9% de los cuales 3 se realizarán antes de fin de año y el último a principios del 2022.

El Ministerio de Salud de la Nación autorizó a las empresas de medicina prepaga que se encuentran anotadas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga (RNEMP) a disponer de “aumentos generales, complementarios y acumulativos de aquel que ha sido aprobado para el mes de mayo de 2021". A partir de la publicación de la Resolución 2125/2021 en el Boletín Oficial realizada este viernes, se confirma un dato que venía circulando desde hace unas semanas. 

El ejecutivo nacional dispuso que el aumento se lleve a cabo en cuatro tramos del 9% a pagar a partir del 1 de agosto, el siguiente será el 1 de setiembre, el 1 de octubre se pagará el tercero de los tramos y por último, el 1 de enero se completará la suba del 45%.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?