Efecto vacunación: el dato alentador respecto a los internados en terapia intensiva

Efecto vacunación: el dato alentador respecto a los internados en terapia intensiva

Los números de la pandemia registran una leve mejoría y los efectos de la vacunación en la población comienzan a ser visibles dentro de las terapias. El 80% de quienes ingresan a UTI corresponden a personas que no fueron vacunadas.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

La situación sanitaria en Argentina presenta una leve mejoría si se tienen en cuenta los últimos reportes que registran la cantidad de contagios, muertes y la ocupación de camas, tanto de terapia intensiva como crítica, donde se registró una disminución importante durante las últimas semanas. Otro aspecto a tener en cuenta es si aquellos que requieren internación corresponden a personas que recibieron alguna o ambas dosis de la vacuna contra el covid-19 o por el contrario nunca se vacunaron.

Luego del ingreso de una segunda ola que estuvo al borde de generar un colapso sanitario a principios de abril, hoy Argentina atraviesa la pandemia con un poco más de calma en cuanto al número de muertes diarias que se registran y la ocupación de camas en los hospitales.

La campaña de vacunación avanza y según el Monitor Público de Vacunación ya fueron inoculadas un total de 23.209.621 personas con la primera dosis y un total de 5.865.659 pudieron completar sus esquemas recibiendo ambas dosis.

Desde el Gobierno insisten en que cualquiera de las vacunas, que actualmente se distribuyen en el país, es segura y efectiva para prevenir cuadros graves de coronavirus. La continuidad de las medidas de cuidado es primordial ya que la vacunación no elimina los contagios pero se disminuye el riesgo de los cuadros clínicos que podría atravesar quien contrae la enfermedad.

Todavía existen muchas personas que no se han inscripto para recibir la vacuna

Según los últimos reportes, durante los últimos 30 o 40 días, se registró una disminución en cuanto a las camas que ocupan los pacientes que ingresan a UTI. El porcentaje a nivel nacional al día de la fecha es 58.5% de ocupación en los centros médicos asistenciales correspondiente tanto al sector público como privado.  

"La ocupación de camas bajó a tal punto que algunas unidades se han cerrado o convertido en polivalentes (no COVID)" dijo Gonzalo Álvarez Parma, delegado de la región Cuyo de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva. 

Con respecto a las características de los pacientes, sigue siendo importante el número de personas jóvenes, menores de 60 años, que ingresan a terapia intensiva debido a la gravedad de los cuadros médicos que presentan producto de la enfermedad. Por otro lado, sigue siendo una constante que el grupo que mayor mortalidad registra es aquel mayor a de 60 años.

El patrón general a nivel nacional evaluado desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI)  sobre el número de pacientes que fueron ingresados en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) y que requieren asistencia mecánica respiratoria (ARM), corresponde a un 80% de personas que no habían sido vacunadas.

En cuanto a quienes fueron internados en terapia intensiva pero habían sido vacunados, el 15% corresponde a personas que habían sido inoculados con una sola dosis y un 4% con ambas dosis de alguna de las vacunas contra el coronavirus disponibles en Argentina hasta la actualidad. Un dato no menor pero que actualmente no está discriminado es el tiempo transcurrido desde la colocación de la vacuna (primera o segunda dosis) y el ingreso a UTI con requerimiento de Asistencia Respiratoria Mecánica.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?