Donación de leche humana: historias que salvan "pequeñas" vidas

Donación de leche humana: historias que salvan "pequeñas" vidas

La lactancia y la donación de leche materna es el mejor seguro de vida, ya que da a los bebés una cobertura de salud de por vida. Por ello el rol fundamental que cumplen las donantes de leche materna en la internación de recién nacidos prematuros extremos.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

El 19 de mayo se celebra el Día Mundial de la Donación de Leche Humana. La lactancia y la donación de leche materna es el mejor seguro de vida, ya que da a los bebés una cobertura de salud de por vida. 

La leche materna humana tiene todos los nutrientes necesarios para alcanzar un crecimiento saludable, disminuir el riesgo de sobrepeso y obesidad y otras enfermedades, no sólo en la infancia, sino durante toda la vida. Además, contiene sustancias esenciales para el desarrollo de su cerebro y la maduración del intestino.

donación de leche humana
Foto: Ministerio de Salud Mendoza

Por ello el rol fundamental que cumplen las donantes de leche materna en la vida de aquellos niños recién nacidos prematuros extremos.

Cinthia Angeleri  donó por primera vez en noviembre de 2018 y la última donación fue en marzo de este año. “Fueron 28 meses de donación consecutiva, muchos meses y lo hice con muchísimo amor -expresa con emoción Cinthia y agrega- lo disfrute mucho cuando mi hija ya más grande comprendía qué es lo que yo hacía y a quiénes ayudábamos, eso me llenó el alma”. 

“Lo que me motivó a donar fue el nacimiento de la hija de una pareja amiga que nació prematura y estuvo mucho tiempo internada luchando por salir adelante”, cuenta Cinthia quien asegura que en todos esos meses el proceso de donación fue muy cómodo y no interfirió en su rutina. "Yo hice la extracción de leche en el lugar donde me encontraba: en mi casa o trabajo, y desde el Banco de Leche pasaron a recolectar a mi domicilio, yo en ningún momento tuve que moverme de mi lugar".

Cada extracción le llevó a Cinthia alrededor de 20 minutos y explica que "por suerte en el trabajo siempre tuve el acompañamiento y el espacio para poder hacerlo y fue eso lo que me permitió poder donar durante tanto tiempo. Siempre se respetó muy bien mi lactancia".

Claudia Puebla es otra de las mujeres que se comprometieron a donar, “cuando tuve a mi primer hijo, Octavio, producía mucha leche y la tenía que tirar. Ahí pensé que no podía ser que tuviese que descartar ese excedente, por eso me comuniqué con el banco de leche y ellos respondieron de manera inmediata”.

Con su segunda hija, Julia, también fue donante de leche, en ambos casos durante dos años. “Desde el banco de leche siempre me asesoraron y brindaron todo lo que necesité para poder hacer las extracciones y conservarlas”.

"Uno de los motivos por el cual me costó dejar de amamantar a mi hija fue que iba a tener que dejar de donar leche", cuenta Claudia.

La familia de Aisha Gattás recibió donación de leche y a su vez ella también fue donante. Aisha tiene dos hijos, en su primer embarazo tuvo a su hijo mayor a término y en el segundo embarazo nacieron mellizos, “nacieron prematuros, Borja falleció a las 5 horas y Belisario es quien recibió la donación de leche mientras estuvo internado durante 3 meses en neonatología del Hospital Español", comparte.

Fue en el primer embarazo que Aisha decidió ser donante, cuando entendió "los beneficios de la leche materna y que donando podía ayudar a esos bebés que pasan por la neo que tienen muchas afecciones como inmadurez pulmonar, cardiológica, inmadurez de su sistema gastrointestinal”.

Esos 15 minutos que dedicas a la extracción pueden ser la salvación para ese bebé que recibe la leche”, afirma Aisha.

La mamá de Belisario relata cómo fue que su hijo se alimentó durante el tiempo que estuvo internado con leche del Banco de Leche Humana. Ella cuenta que los primeros días de vida de su bebé ella no podía producir leche, el alimento indispensable para el desarrollo de del recién nacido. Todos los días se dirigía hasta la sala de Neonatología del hospital para poder ver a su hijo e intentar extraerse leche, pero el estrés y los nervios que vivía por la situación que atravesaba no le permitía hacer la recolección necesaria para alimentar a su bebé.

Aisha con certeza expresa que fue gracias a las donaciones de leche que su bebé salió adelante, “la donación de leche materna que recibió lo ayudó a mejorar día a día”.

La donación de leche humana en Mendoza

Según los números que manejan desde el Banco de Leche Humana de la Provincia ubicado en el Hospital Lagomaggiore, en el 2021 ha disminuido el volumen de donación, “evidentemente por la situación epidemiológica, infectológica, el aislamiento de las mamás”, sostiene la doctora Rocío Fontana jefa del Banco de Leche

Pese a esta disminución de la cantidad de donaciones, desde el Banco de Leche Humana confirman que los litros donados han sido suficientes para satisfacer las necesidades de los recién nacidos prematuros extremos internados en toda la provincia.

Sin embargo, Fontana aclara: “Necesitamos convocar a las mamás que están amamantando a que se animen a donar y podamos tener un mayor stock y más beneficiarios”.

“La donación de leche materna es muy importante considerando que es la mejor alimentación para los niños. La primera opción siempre será la leche de su mamá, pero cuando esto no se puede por alguna situación especial la segunda opción es recurrir a leche humana donada pasteurizada. Esto asegura que es una leche de calidad que cumple con normativas y protocolos”, explica la jefa del Banco de Leche Humana.

La donación a través de un banco de leche permite conocer la trazabilidad y la calidad de la leche a través de los controles llevados a cabo y de los interrogatorios realizados a las mamás donantes. 

donación de leche humana
Conservadoras para transportar leche donada con control de temperatura
donación de leche humana
Deshielo y selección previo al pasteurizado

 

donación de leche humana
Selección

 

donación de leche humana
Pasteurización
donación de leche humana
Fraccionamiento. Foto: Ministerio de Salud Mendoza

¿Cómo donar?

Gracias a la donación de leche humana anualmente se benefician alrededor de 500 recién nacidos en Mendoza.

Puede ser donante cualquier madre que tenga leche en abundancia y apruebe una serie de condiciones, similares a las requeridas de un donante de sangre, entre ellas no fumar, no beber alcohol, no tomar medicamentos que no estén indicados por el médico y no consumir drogas de abuso.

Además, las mujeres deberán autorizar la donación a través del consentimiento informado y poseer análisis de sangre y orina previos y normales.

Si la mamá cumple los requisitos, se deben seguir estos pasos:

  1. Llamar al 5204611 o al 5204752.
  2. Realizar un examen de sangre en el domicilio de la madre.
  3. Desde el banco de leche se entrega el material necesario para la extracción y recolección.
  4. Se guarda la leche materna en el congelador.
  5. Se pasa a buscar el frasco por el domicilio.
  6. Clasificar y pasteurizar la leche.

Historia

El día Mundial de la Donación de Leche Humana se celebra el 19 de mayo, en conmemoración a la firma de la denominada «Carta de Brasilia» en el año 2005, un acuerdo para crear una red internacional de Bancos de Leche Humana a la que se unieron 13 países y organizaciones internacionales de América del Sur y América Central .

Esta fecha simboliza la importancia del acto de donar leche humana como protección de la vida de miles de niños y expresa gratitud hacia todas las madres que donan o han donado leche materna.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?