Estas mascotas amarán a tu bebé: las razas caninas más amigables con los recién nacidos

Estas mascotas amarán a tu bebé: las razas caninas más amigables con los recién nacidos

Si eres amante de las mascotas, ten en cuenta que estas razas son las más recomendadas para convivir con tu bebé.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Hace unos pocos días, en una nota especial se realizó un informe sobre las razas caninas que más cuidan a las personas como también las más guardianas. Cabe destacar que la compañía de mascotas en estos tiempos de pandemia por covid-19 fue una de las mayores necesidades en los hogares, como así también por protección.

Fuente: RPP

Para los amantes de las mascotas, no es una opción tener o no tener. Siempre están pensando la posibilidad de estar rodeados de una vida más que ande por la casa y requiera de amor y cuidado. Sin embargo, para muchas personas sucede que con la llegada de un bebé se plantean algunas dudas.

Estas mascotas no solo amarán a un bebé, sino que son las razas más amigables para quedarse tranquilos y disfrutar. Cabe destacar que la convivencia entre los niños y los animales tiene, como todo, ventajas e inconvenientes. Sin embargo las ventajas son enormes y prevalecen.

Las razas que mejor conviven con un recién nacido

En principio, las razas que más suelen recomendarse para convivir con los bebés o niños son los:

  • Golden Retriever
  • Labrador
  • Boxer (como raza grande)
  • Maltés 
  • Westy (como raza más pequeña)

Sin embargo, está claro que esta selección es muy generalizada y el carácter de cualquiera de estos perros, puede variar. También, es importante considerar la edad que tenga un bebé o los niños, ya que interaccionarán con el perro de diferente manera. Por ello es que siempre se debe supervisar esta relación para asegurarse de que todo vaya bien.

En el caso de los bebés, se tiene que entender que se limitarán solo a observar al perro. Recién a partir de cierta edad buscarán la forma de agarrarlo y hasta incluso de tirarles del pelo si es que está a su alcance. Más adelante, mientras crezcan, querrán agarrarle la cola o las orejas y hasta incluso querrán levantarlo. 

Es muy normal que los niños quieran hacer estas cosas y no es que tengan maldad pero, es necesario que desde el principio se les explique que al perrito no le gusta que le hagan ciertas cosas. Por ejemplo, si está dormido, no deberían molestarlo o que si se esconde es porque está cansado y no quiere molestias. Más allá de lo dóciles que puedan ser estos perros, no dejan de ser animales que se defenderán si se sienten atacados.

Por último, es importante saber que si se decide tener una mascota con un bebé recién nacido, lo recomendable siempre es optar por un cachorro. Es la mejor manera de estar preparados para que la convivencia sea con nuevas costumbres y en lo posible, es importante hablar con un especialista que los aconseje acerca de la manera de actuar: desde antes del nacimiento y después, para evitar que haya problemas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?