Fin de año: precios de la canasta navideña, expectativas y desesperanza en Mendoza

Fin de año: precios de la canasta navideña, expectativas y desesperanza en Mendoza

El fin de año invita a hacer un intento por segmentar lo que ha sido el humor social del año, las expectativas que la población tiene y los problemas profundos y comunes que vive la población de determinada parte del mundo. Aquí, el detalle de precios y humor social en Mendoza.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Las últimas semanas que le quedan al 2021 encuentran a la Argentina, una vez más, sumida en un contexto económico y político desfavorable. La sociedad se pinta con todo el humor social, que tiene la famosa característica actual de que, más allá de las particularidades, encuentra un común denominador en toda la gente: la plata no alcanza. El dinero lo atraviesa todo y no alcanza. Las posibilidades de crecimiento sostenido, de expectativas en el futuro cercano, de tener buena salud mental, de brindar tiempo a preocupaciones que nada tengan que ver con el mango son algunos de los muchos factores que se presentan como inviables.

Caras de preocupación y celulares en mano para ir sacando cuentas, una de las postales en los supermercados | Foto: Chimi Ríos

MDZ salió a recorrer las calles de Mendoza para hablar con la gente, para cotejar precios, para tantear el humor social. El resultado: el reflejo nítido de una sociedad angustiada por la crisis económica y política. Varios testimonios llegaron al borde de las lágrimas por la situación que los atraviesa, que pese a que es general a toda la población, en la oscuridad de la angustia olvidan, con justificación, que la incomodidad es generalizada. 

Las personas buscan precios, pero aún así no resulta suficiente para alcanzar el ahorro | Foto: Chimi Ríos

Precios y productos

La búsqueda de buenos precios es hoy una estrategia fundamental pero que no garantiza el éxito del ahorro. Una famosa cadena de supermercados, por ejemplo, presenta los siguientes valores:

  • Pan dulce: desde $150 a casi $500
  • Sidra: desde $220 a casi $600
  • Ensalada de frutas promedio para 4: desde $500
  • Garrapiñada: desde $50 a casi $200
  • Turrones: ídem
  • Carne para asado: arriba de los $1.000 el kilogramo
  • Canasta navideña: desde $500 a más de $1.000

Testimonios

Este apartado es el resultado del anterior: la charla con las personas de a pie fue reflejando el impacto que producen los precios, protagonistas indiscutibles del contexto político y económico en el país.

Roxana tuvo un genuino deseo: "Más solidaridad, tanto del Gobierno como de los empresarios y comerciantes" | Foto: Chimi Ríos

Roxana (49) es madre de dos menores y no cuenta con la colaboración del padre de estos. Otro clásico de las sociedades: las madres solas. "Está todo muy muy caro", enfatizó en sus primeras palabras. De inmediato, agregó: "Los sueldos están muy bajos, y más allá de que la idea es juntarse con la familia y con los seres queridos, no deja de ser un tema menor el problema de los precios". Para mas detalles, ejemplificó: "Mi sueldo no llega ni a mitad de mes".

Si Roxana pudiese pedirle algo al Gobierno y a los empresarios, dijo que "pediría, primero, que aumenten los salarios, es decir, que aumenten a la par de la inflación; pero también les pediría a los comerciantes y dueños de grandes comercios en Argentina que no sean tan vivos, porque la especulación también se nota y eso resulta en una imposibilidad de tener precios similares en uno u otro lugar. No hay referencias confiables, uno lo tiene a tal precio y el otro a mucho menos o mucho más".

El precio de la nafta volvió a tener un amague de aumento | Foto: Chimi Ríos

También detalló un fenómeno en torno a las ofertas que no es menor: "Te obligan a comprar dos en lugar de uno, de modo que terminás gastando más de lo que pensabas ahorrar". A todo esto, sumó un deseo: "Que la gente, que toda la sociedad tenga un poco más de solidaridad, desde el Gobierno a los sectores empresariales, porque esto va mal, muy mal".

Marcos Antonio, taxista de Mendoza, es el sostén de una familia tipo y necesita más de 90 mil pesos para "sobrevivir, no para vivir, sino para sobrevivir", aclaró con énfasis. "El tema es que estamos acostumbrados a este disparate de país. Siempre es una crisis tras otra. El peronismo y los radicales ya no pueden ofrecer nada nuevo. Yo voté a Alberto, porque lo que hizo Macri en el país fue horrible, pero este presidente (por Alberto) no se queda atrás, ha hecho todo mal y me decepcionó mucho", reflexionó mientras conducía y contestaba a la breve entrevista.

Marcos Antonio, taxista que trabaja casi 12 horas diarias y no piensa tomarse vacaciones, "es imposible, no puedo estar un par de días sin hacer dinero. Imposible" | Foto: Chimi Ríos

Liliana, jubilada del sector público provincial que brindó su testimonio al salir del supermercado, no se quedó atrás: "Las ofertas que hay son muy pocas y tienen poquísima diversidad de productos. De hecho --explicó--, ponen ofertas y no encontrás el producto, ya sea porque se los vuelan o porque especulan". Luego, sumó opinión al factor común ya mencionado: el dinero. "Todo el mundo se queja de lo mismo, de los precios, de que no alcanza, de que hay avivada de parte de los comerciantes".

"Llevo dos o tres cositas locas y ya son más de mil pesos. Es imposible", siguió Liliana. "Mi sueldo me permite llegar a fin de mes, pero yo ya no tengo personas a cargo y hago malabares para poder hacerlo. De vacaciones ni hablemos, imposible tomarlas".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?